Parador

La Asociación de Dueños de Paradores y Turismo de Puerto Rico informó que ya el 95% de los empleados de los paradores del País están completamente vacunados.

"A esta fecha sobre el 95% de nuestros empleados y la mayoría de sus familiares están completamente vacunados”, indicó Jesús Ramos, presidente de la Asociación.

La Asociación también catalogó como "adecuados" los requisitos que implementó el gobierno para controlar el repunte de contagio de covid-19 en la Isla. El gobierno exigió que los empleados de los paradores deben estar vacunados. De igual manera, la orden se extiende a los huéspedes. De no estar vacunados deberán presentar prueba negativa al llegar al parador.

Con respecto a estos requisitos los dueños de paradores esperan que la implantación sea adecuada, y que el efecto en sus empresas sea mínimo, una vez reciban las nuevas guías de la Compañía de Turismo y estas se apliquen uniformemente.

“Cerca del 80% de nuestros huéspedes son residentes y Puerto Rico tiene cerca de dos millones de personas totalmente vacunadas. Además, la gran mayoría de nuestros huéspedes prefieren sitios seguros y con altos estándares de limpieza y desinfección como los paradores, para salir con su familia. En adición, todos los viajeros que llegan a la isla deben estar vacunados o traer una prueba negativa y son verificados en los aeropuertos. Nuestras prácticas salubristas han motivado a muchas familias puertorriqueñas a visitarnos frecuentemente durante los pasados siete meses”, señaló Xavier A. Ramírez, líder del Comité de Mercadeo y próximo presidente de la Asociación.

Creen que medidas se quedaron cortas

Igualmente, los dueños de paradores creen que basado en la situación actual y en el ritmo acelerado de propagación de la variante delta, las nuevas directrices se quedaron cortas con respecto a exigir el uso de las prácticas salubristas en todos los espacios comerciales y de recreación, abiertos y cerrados, donde normalmente se crean aglomeraciones de personas, de todas las edades.

“Creemos que las prácticas salubristas son fundamentales en la guerra contra el covid-19. Los paradores hemos mantenido como requisito el uso de mascarillas, el distanciamiento físico, y el lavado frecuente de manos en todas nuestras áreas comunes, como medidas preventivas; y hasta la fecha, en 17 meses, no hemos tenido ningún empleado positivo", indicó Ramírez.

Ramírez sostuvo que las prácticas salubristas han sido efectivas para detener la propagación del virus. "Aunque representan un costo sustancial para nosotros, facilitan la apertura económica que tanto necesitamos”, añadió Ramírez.

Señalan, además, que el eslabón más débil de la nueva orden ejecutiva es asegurar el cumplimiento en los alojamientos independientes a corto plazo, los cuales se convierten en casas de fiestas, y han sido un problema continuo durante la pandemia en Puerto Rico y a nivel mundial.

Según Ramos, "hay sobre 25,000 de estas unidades y la gran mayoría no están registradas como exigen nuestras leyes y reglamentos. Añadió que hoy representan sobre el 35% de las habitaciones rentadas y no hay supervisión sobre ellas".

“Los paradores somos familias puertorriqueñas sirviendo a otras familias del mundo y solo deseamos que podamos controlar esta pandemia lo antes posible. El virus puede estar con nosotros por varios años y tenemos que aprender a convivir saludablemente con él. Le hacemos un llamado a la Compañía de Turismo, al Departamento de Salud y a las agencias de seguridad pública, estatales y municipales, para que consideren nuestras recomendaciones y establezcan los sistemas adecuados para atender estas dos brechas”, concluyó Ramos.