esmalte
La producción de esmalte se ha visto afectado por la falta de envases de cristal. >Archivo/EL VOCERO

La carencia de la mano de obra y los materiales que necesitan para el empaque de sus productos, han sido algunos de los retos que enfrentan las empresas que se dedican a la manufactura en Puerto Rico.

Así lo aseguró Bettina Mercado, presidenta de Bettina Cosmetics, quien a pesar de que ha salido a flote con el desarrollo de nuevos productos durante la pandemia, reconoció tener grandes retos en sus operaciones como la falta de botellas de cristal que necesita para sus esmaltes y que no se hacen en Puerto Rico, porque no hay reciclaje de ellas, ni hay infraestructura que responda a esas necesidades.

El tema de la logística de importación también salió a relucir en la mesa redonda de la Semana de la Manufactura 2021 de Puerto Rico Manufacturing Extension, Inc. (Primex), como un factor que interfiere en el tiempo de entrega de los suplidos.

“Hay retrasos constantes en los puertos de Jacksonville, además del reto de la mano de obra al desembarcar los vagones. Esto atrasa los lanzamientos de nuevas categorías de productos que responden a las necesidades del mercado de la belleza. Las grandes corporaciones con poder también acaparan la manufactura de belleza. Lo que queda para las pequeñas empresas es esperar para tratar de competir”, argumentó Mercado.

Los altos costos de los materiales como el cartón que se utiliza para empacar diversos productos, así como la acetona que se disparó en un 93%, afectan drásticamente a las empresas locales.

“Tenemos falta de planificación manufacturera para materiales de empaque, necesitamos tenerlos en un tiempo más corto. Otro factor es el recurso humano y la educación, se hace muy difícil llenar los puestos diestros. Hace seis semanas estoy buscando un vendedor”, añadió la empresaria.

La industria de la belleza es tan competitiva que, a pesar de la pandemia, no ha atravesado decrecimientos, por lo que son innumerables las oportunidades en este sector.

“La belleza tuvo un crecimiento a nivel global de 4%. Es una industria fuerte, sólida, necesitamos que haya más empresas a nivel local para que se pueda exportar”, indicó Mercado.

Un cambio de visión

La industria manufacturera, según el economista Joaquín Villamil, tenía 165,000 empleos en los años 90 y ahora cuenta con cerca de 74,000 con salarios desde los $49,000, produciéndole al fisco $3,000 millones en ingreso anuales.

“La manufactura permanecerá como un sector importante, pero será muy distinto, habrá una transición a productos intangibles, del conocimiento”, dijo Villamil añadiendo que el País compite con la producción de destinos como Colombia y República Dominicana, que tienen costos muchos más bajos que los de Puerto Rico.

“Por ejemplo, Tesla produce carros y conocimiento. La manufactura también se enfocará en servicios avanzados como tecnología e ingeniería y tenemos que ajustarnos a los cambios”, agregó.

Reconoció, también, que la vida de la tecnología cada día es más corta por lo que requiere la habilidad de adaptarnos.

“Nadie habla de productividad que es muy necesaria cuando la economía no está creciendo. Se debe incentivar la inversión extranjera, pero también la local promocionándonos como aglomerados o clúster (grupo de empresas que trabajan para el mismo sector industrial para lograr beneficios comunes)”, opinó.

El economista resaltó la poca importancia que se le ha dado a los recursos humanos, lo que debe cambiar para mejorar la competitividad.

Primex
Panel de discusión de Primex. >Suministrada

Enfatizó que no se ha hecho nada para fortalecer el activo de capital humano. Sostuvo ser necesario que haya política pública específica para eso. “Las empresas se caracterizan por ubicarse en cualquier lugar, lo que ha permitido una dispersión mayor de la producción industrial y ha generado el movimiento para que las empresas multinacionales norteamericanas regresen al territorio americano y con ello sus procesos de producción”, declaró Villamil.

Los puestos de trabajo del futuro

Un reciente estudio de Wordl Economic Forum indica que las posiciones laborales que aumentarán en los próximos años se dirigen a los cambios en la tecnología, como el analista y especialista de data, desarrolladores de negocio, especialistas digitales, desarrollador de software y análisis de seguridad. Sin embargo, otras plazas quedarán rezagadas como el data entry, secretarias administrativas, puestos de contabilidad, auditores, gerentes de operaciones, reparadores de maquinaria y trabajadores de ensamblaje, entre otros.

“Nos han asignado miles de millones en fondos para proyectos de reconstrucción y tenemos que invertir este dinero para que podamos llegar a otro nivel. Tenemos que tener gerente de proyectos para que manejen esto. Mundialmente hay carencia de gerentes de proyectos y tenemos que alinear la industria con la academia, pero “rush”, acelerar de programas de recapacitación”, expresó Jesús “Nesty” Delgado, miembro de la Asociación de Industriales.

Delgado hizo un llamado al sentido de urgencia para el desarrollo educativo del sector industrial para aminorar la brecha entre el conocimiento y la capacidad de competencia del País.

“La realidad para el 2024 o 2025, es que todo va a estar conectado al internet, si no nos alineamos nos pueden dejar fuera del juego. El 50% de la fuerza laboral del mundo va a tener que ser readiestrada, porque hay disciplinas que estarán en decadencia por estar automatizadas”, aseguró Delgado.

Infraestructura adecuada

Rodrick Miller, CEO de Invest Puerto Rico, resaltó la necesidad de desarrollar una infraestructura adecuada para atraer capital extranjero.

“Hay oportunidades para expandir la manufactura, pero hay que hacer atractivo al destino, lo más importante es su gente y sabemos cómo entrenarlas. El acceso rápido a los bienes raíces es muy importante, igual que la estabilidad de la energía eléctrica y la red 5G”, dijo Miller.

En esa línea, Manuel Cidre, secretario del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC) opinó que la Isla tiene que ser creativa y relevante y tiene que construir una filosofía educativa atemperada a los tiempos.

“Para ser competitivos el gobierno tiene que crear incentivos que se acomode a las diferentes empresas y contar con un sistema de permisos ágil”, abundó Cidre.

El secretario añadió que hay 1,500 propiedades del gobierno en buenas condiciones y hay que mirar como las transforman en negocios pequeños. “También hay que tomar en cuenta que la población envejece y que la fuerza laboral del futuro tiene que contar con los “baby boomers” que deben adiestrarse”, puntualizó.