Woman hands eating vegan salad of baked vegetables, avocado, tofu and buckwheat buddha bowl, top view. Plant based food concept.

El consumidor puertorriqueño cada día está más consciente de la importancia de cuidar su salud, por lo que ha ido modificando sus hábitos alimentarios aumentando la adquisición de productos naturales y veganos como parte de su dieta, según los datos y las ventas reportadas durante 2021 por Caribbean Produce Exchange, Inc.

El impacto en el sector de alimentos veganos ha sido tan contundente durante la pandemia de covid-19 que se traduce en un aumento de más de 50% en las ventas de este segmento y se proyecta que seguirá creciendo rápidamente, aseguró a EL VOCERO Ángel Santiago, CEO de Caribbean Produce Exchange.

“Ya la categoría de frutas y vegetales va más allá, ahora se trata de salud y bienestar. Hay un espíritu de innovación en las marcas y productos alternativos a base de plantas y veganos. La gente los está pidiendo”, explicó Santiago.

Estos productos atienden no solo al sector de la población que no puede comer carnes o productos derivados de los animales, sino también a quienes buscan productos libres de gluten o lactosa, así como a quienes prefieren un estilo de vida más saludable.

“Los productos veganos también son para las personas que pretenden tener un mejor bienestar, consumir alimentos orgánicos y frescos para mantener una buena salud”, comentó el empresario.

El perfil demográfico de los consumidores de alimentos veganos en Puerto Rico es variado e incluye a las personas jóvenes, maduras y de la tercera edad que cada día se cuidan más.

“Hemos tenido una tremenda acogida con los ‘baby boomers’ que buscan mejorar sus afecciones de salud y las personas entre 20 y 45 años que buscan comer y sentirse más saludables”, dijo Santiago.

La empresa de distribución de productos de consumo y logística recientemente recibió el premio de Distribuidor del Año para la región de Latinoamérica. Este reconocimiento se otorgó dado el crecimiento logrado de ventas en el mercado local de la marca vegana Daiya Foods, que ha experimentado un crecimiento acelerado en ventas de casi un 60% para el período comprendido de enero a septiembre de este año en comparación con el año anterior.

“Vemos claramente que los consumidores puertorriqueños están reconociendo cada vez más los beneficios de las alternativas veganas y se están moviendo hacia su consumo. La marca se ha posicionado como la segunda de mayor venta en el inventario de productos que distribuye la empresa y se proyecta que se sostenga dicho ritmo de crecimiento durante el resto de 2021”, informó Félix López, gerente general de Caribbean Produce Exchange.

Los productos veganos Daiya Foods representan una alternativa de alimentación para personas que experimentan alergias a ingredientes tales como lácteos, gluten, soya, huevo, maní, nueces, pescado o mariscos, ya que la marca no incluye ninguno de ellos en la elaboración de sus productos. Otro beneficio que ofrecen es que sus sustitutos al queso tradicional son similares en sabor, textura y propiedades.

Walter Alvarenga, director de ventas internacionales de Daiya Foods, agregó que “desde nuestros primeros pasos en el mercado de Puerto Rico, hemos logrado posicionarnos como uno de los pioneros en la categoría de productos hechos a base de plantas. Lograr este fuerte crecimiento ha sido un reto”, destacó sobre la alta demanda de los productos en la Isla en los pasados tres años.

La línea Daiya, que ostenta un 80% de penetración en los supermercados de la Isla, cuenta con una gama de productos como sustitutos veganos donde figuran el queso desmenuzado, queso crema, palitos de queso y helado, todos sin lácteos. Asimismo, ofrece pizza con masa vegetal, libre de gluten y lácteos, así como macarrones con queso vegano, entre otras opciones.

“Este segmento sigue creciendo en Puerto Rico y los alimentos que más se venden son las pizzas, pastas, quesos y helados. La pandemia impulsó más la venta de estos productos veganos porque las familias están más tiempo en los hogares y la nutrición es la clave para prepararse para las adversidades de la salud. La gente está pidiendo estos productos”, resaltó Santiago sobre la distribución de los alimentos veganos que ya tienen presencia en países como Chile y México, y que en el futuro se espera que se extiendan a la región del Caribe y países de Europa.

Precios más elevados

Melissa Silva, vegana desde hace tres años, reconoció a EL VOCERO que se trata de una alimentación hasta un 30% más costosa que la tradicional, pero que muchos están dispuestos a pagarlo.

“Tengo amigos veganos de todas las clases sociales y aunque los precios de los productos veganos son más caros, vemos la diferencia en la salud, lo que nos hace quedarnos. Ahora hay mucha mayor variedad de productos, lo que ha permitido que los precios se reduzcan en algo”, sostuvo Silva, tras reconocer que casi todas las marcas están incursionando en el veganismo, lo que incrementa la competencia.

 La consumidora expuso que igualmente han incrementado las opciones gastronómicas en la Isla, donde ya hay hasta una ruta. “Esto va a seguir incrementando y en la medida que los precios de los alimentos tradicionales sigan en alza, principalmente las carnes, más personas se van a unir al veganismo”, apuntó.