Gobernador de Puerto Rico, Pedro Pierluisi

Gobernador de Puerto Rico, Pedro Pierluisi. >Suministrada

Ante recientes reclamos de la Asociación de Constructores de Puerto Rico por el retraso en proyectos de infraestructura, el gobernador Pedro Pierluisi aseguró el comienzo de proyectos de construcción de vivienda asequible en la Isla.

Asimismo, el primer ejecutivo reconoció que además de los retos en la contratación de mano de obra y los problemas en la cadena de distribución de materiales, los proyectos de construcción de vivienda se han atrasado a consecuencia de los procesos burocráticos en la adquisición de permisos.

“Aún tenemos retos y dificultades que no hemos superado en el área de la permisología y en el paso lento con el que se están moviendo los proyectos de vivienda planificada. A esos fines estamos revisando nuestras estrategias, agilizando procesos y considerando acciones”, aseguró el gobernador.

Como parte de la estrategia, la Agencia Federal para el Manejo de Emergencia (FEMA, en inglés) aprobó una asignación global para servicios de arquitectura e ingeniería de sobre $450 millones para proyectos extensos de infraestructura, así como una asignación para equipos y materiales de $656 millones para atender los atrasos en la cadena de distribución.

“Esto va a permitir que se tenga en Puerto Rico el equipo cuando se comiencen los trabajos de construcción. La idea es comprar los equipos necesarios de antemano con esta asignación de fondos, cosa de que cuando esté por arrancar la obra no estemos en espera (de materiales)”, informó Pierluisi.

Asimismo, el gobernador detalló que el programa Low Income Housing Tax Credit, el cual tiene una asignación de $963 millones, se encuentra en la primera fase con seis proyectos que totalizan 981 unidades en construcción.

En la segunda fase se pretende alcanzar la edificación de 2,535 unidades de viviendas por medio de 17 proyectos que el gobierno ha seleccionado y ya comenzó la construcción del primero.

A su vez, Pierluisi señaló que no ha visto la cantidad de proyectos de vivienda que quería, por lo que el Departamento de la Vivienda utilizará los fondos de la Subvención en Bloque para el Desarrollo Comunitario de Mitigación (Cdbg-mit) para acelerar la construcción.

“Yo personalmente quiero ver proyectos de vivienda planificada desde que llegué a la gobernación y no se han realizado como yo quería. Así que Vivienda va a utilizar fondos de Cdbg-mit para adquirir proyectos para ver si así rompemos el tranque”, sostuvo.

Sostuvo, además, que en los programas Cdbg-dr también se está viendo avances significativos. Entre ellos, mencionó el programa R3, donde sobre 12,000 familias son elegibles y de ellas, más de 6,400 han sido atendidas, 4,376 hogares reconstruidos y 2,027 vales otorgados, 1,341 residencias en construcción y 973 en reconstrucción.

Entretanto, Pierluisi mencionó que la Cámara de Representantes aprobó el Proyecto de Administración 92, el cual eleva a $210,000 el precio máximo de una vivienda unifamiliar de interés social y a $250,000 las viviendas multifamiliares. Ahora se espera por la aprobación del Senado.

HUD eliminará barreras

Por su parte, Marion McFadden, la asistente de secretaría para la Planificación Comunitaria del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano Federal (HUD, por sus siglas en inglés), aseguró que eliminará las barreras para lograr la recuperación de Puerto Rico.

“Estoy proyectando en el tiempo que tendré para hacer todo lo que pueda para eliminar las barreras para la recuperación. No hay otra prioridad para mí que acelerar la recuperación aquí en Puerto Rico y hay mucho más para hacer”, expresó McFadden.

De acuerdo con la funcionaria federal, HUD pretende eliminar muchos de los requisitos que encarecen y atrasan el proceso de reconstrucción en la Isla. Agregó que en este punto de la recuperación del País, HUD está trabajando con Puerto Rico para implementar programas de diseño para proyectos de vivienda e infraestructura.

Además, expuso que se han comenzado más de 20 proyectos de vivienda y la creación de 600 unidades nuevas para alquiler en la Isla.

“HUD está comprometido hasta ver todo lo que podemos hacer, para dar respuesta rápida y utilizar todos los fondos que tenemos para asegurar que los programas están progresando”, subrayó.

En tanto, la presidenta de la Asociación de Constructores, Vanessa de Mari Monserrate, describió como un avance que el gobierno reconozca los procesos burocráticos existentes para la construcción en el País.

“Muchas de las iniciativas que mencionó el gobernador como el exceso de requisitos de infraestructura, lo hemos visto por muchos años y el que se dé cuenta es un avance bastante grande para nosotros”, dijo de Mari Monserrate.

Recibe más información sobre esta y otras noticias. Pulsa aquí si eres usuario de Android o de iPhone.