Los tres propietarios de Café Perpetuum. >Suministrada

Los tres propietarios de Café Perpetuum. >Suministrada

Un grupo de jóvenes puertorriqueños se reunió una noche para cenar y en aquel encuentro, los tres amigos tomaron la decisión de emprender un negocio relacionado al mundo del café.

El resultado de aquella charla, fue el comienzo de una travesía empresarial que creó la marca premium Café Perpetuum (que en latín significa por siempre), el que se ha estado vendiendo a través de la plataforma ‘online’ con el mismo nombre y que ahora se distribuye en diversos comercios de Puerto Rico.

“Salimos un día a comer y nació la idea de crear un negocio con una marca de café, que más adelante queremos que sea reconocida a nivel mundial. Empezamos buscando torrefactores de café que fueran 100% puertorriqueños y elegimos a Hacienda San Pedro, quienes se encargan de empacar nuestro producto”, explicó Héctor Rivera, uno de los dueños de Café Perpetuum.

Rivera, un joven emprendedor de 20 años, se unió a sus amigos Christian González de 23 años y Alexandra Rivera de 20 años, para promover y distribuir el producto cultivado en las fincas de Jayuya, tanto molido como en grano.

“Comenzamos a venderlo en la página web, aquí y en Estados Unidos. Nos piden mucho café porque nos cuentan que por allá lo que hay no es de buena calidad y, además, viven muchos boricuas que quieren el producto proveniente de Puerto Rico”, comentó Rivera.

El café, que se vende en bolsas de ocho onzas, pronto se distribuirá en paquetes de dos y cinco libras, para llegar a nuevos mercados, como establecimientos comerciales alrededor de la Isla, tipo ‘coffee shop’, restaurantes y hoteles.

“Aparte de la tienda ‘online’, ya estamos distribuyendo en el área metropolitana y en pueblos como Arecibo y Hatillo, así como en gasolineras y panaderías. Ahora estamos esperando los permisos para distribuir en una cadena de supermercados”, informó González.

Café Perpetuum se considera como un grano gourmet que conlleva un proceso más estricto y cuidadoso que el café regular, que comienza con el escogido del grano 100% a mano, para asegurar que el producto sea de alta calidad.

“Así se logra un sabor balanceado entre la acidez y el dulce del café. En la Isla hay mucho crecimiento en el sector de café, es una gran industria, lo que se puede ver en las actividades en la que cada día se ven más personas. La gente busca seguir probando nuevas marcas, hay un mercado grande en Puerto Rico y Estados Unidos”, comentó Rivera.

El próximo paso de los socios, es que luego de comenzar a distribuir el café gourmet en diferentes comercios y sea reconocido en el País, puedan establecer un local propio para venderlo y atender a los clientes.

“A largo plazo queremos tener un coffee shop, aunque todavía no sabemos en qué lugar ponerlo, lo estamos analizando. Buscaremos que sea una ciudad concurrida y con un concepto diferente a lo que hay por ahí”, indicó González.

Una vez puedan cumplir con el plan de crecimiento y desarrollo en Puerto Rico, el grupo de socios se dispone a evaluar la exportación de su producto en el mercado anglosajón y los estados donde haya más puertorriqueños e hispanos consumiendo café.

Recibe más información sobre esta y otras noticias. Pulsa aquí si eres usuario de Android o de iPhone.