casinos
Puertorriqueños y extranjeros regresan a los casinos de la Isla. >Carlos Rivera Giusti/EL VOCERO

Mantener desde el inicio de la pandemia de covid-19 los más estrictos estándares de salud y seguridad para evitar el contagio, le ha permitido a la industria de casinos de Puerto Rico recuperar su operación y empleomanía en 90%.

Así lo revelaron a EL VOCERO, Miguel Vega, presidente del Comité de Casinos de la Asociación de Hoteles y Turismo e Ismael Vega, gerente general de Casino Metro.

“Como se tomaron las medias correctas desde el principio, la recuperación ha sido muy positiva. Fuimos muy proactivos, mantuvimos los protocolos y la gente se adaptó a seguir las normas. Ya estamos en niveles casi normales, como en un 90% de recuperación en operación y en empleados”, indicó.

Aseguró que ahora los casinos están abriendo más horas por lo que están buscando más empleados. Para agilizar el proceso, están ofreciendo clases para ser crupier.

Según explicó el presidente del Comité de Casinos, los 16 casinos de la Isla recaudaron en el 2018 sobre $280 millones y en el 2019 el total de $299 millones, lo que equivale a cerca de $25 millones mensuales.

Esta cantidad fue la que perdió la industria durante los meses que estuvo cerrada en cumplimiento de las directrices de las pasadas órdenes ejecutivas para mitigar la propagación del covid-19. Este sector económico inició su reapertura de manera controlada el pasado mes de septiembre de 2020.

Como resultado de la recuperación del sector, el Casino Metro del Sheraton Puerto Rico Convention Center Hotel & Casino, en el Distrito del Centro de Convenciones en San Juan, se prepara para comenzar a operar las 24 horas del día a partir del 22 de julio.

“Ahora abrimos hasta las 2:00 a.m. pero se expandirá el horario y se abrirá la barra el 29 de julio. Ya se puso una pista y se pondrá la tarima para tener música con una banda, aunque todavía no vamos a traer a orquestas para evitar las aglomeraciones. El día 30 comienzan los ‘ladies night’, informó Ismael Vega. Según se indicó, este casino acomoda hasta 2,025 personas.

El avance en la cantidad de clientes que llega al casino se debe a que, según Vega, los visitantes se sienten cómodos con los protocolos de seguridad que se implementaron desde el comienzo de la pandemia y que han sido efectivos.

“Tenemos el favor de los clientes, hay tranquilidad por nuestros protocolos de limpieza. Las máquinas se siguen limpiando y si la persona se siente más tranquila limpiando su área, también lo pueden hacer. La mascarilla se deja a la discreción del visitante, pero el 99% sigue usándola”, afirmó.

Añadió que la respuesta de los visitantes boricuas y extranjeros ha sido positiva, y que el casino se encuentra en el 90% de normalidad y ha recuperado los empleos que se vieron afectados durante los meses en que estuvo cerrado.

Los casinos no están ajenos a la situación que está ocurriendo con los empleados que no regresan a sus lugares de empleo para no afectar la ayuda federal que reciben debido a la pandemia, a pesar de que los salarios sobrepasan los $9.00 la hora, más propinas, afirmó el gerente general de Casino Metro.

“Nuestro ‘staff’ es de 180 empleados, de los que tenemos ya 160. Perdimos unos 20 trabajadores que se movieron a otra industria o se fueron del País. Como otros sectores, estamos buscando más empleados para plazas de crupier y personal de limpieza”, puntualizó Vega.

casinos 2
Ismael Vega, gerente general de Casino Metro.>Carlos Rivera Giusti/EL VOCERO

Expuso que han visto un aumento en el flujo de turistas, ya que al llegar a la Isla buscan divertirse con alternativas de entretenimiento seguro como son los casinos en los hoteles.

“El turista viene buscando vida nocturna y especialmente en los dos últimos meses, ha aumentado la visita de extranjeros, la mayoría de Estados Unidos. Sobre todo, vienen a jugar en las mesas”, agregó.

Impacto del covid-19

 La orden ejecutiva implementada por el gobierno de Puerto Rico para evitar el contagio con el covid-19 cerró los casinos en la Isla desde el 16 de marzo de 2020 hasta el 30 de junio de 2020.

Posteriormente se les permitió reabrir desde el 1ro de julio hasta el 16 de julio, cuando tuvieron que cerrar nuevamente. Este cierre se prolongó hasta el 12 de septiembre de 2020, cuando les fue aprobada la reapertura con las debidas restricciones.

Este cierre le representó a la industria —unas de las últimas a las que se les permitió la reapertura— pérdidas ascendentes a los $100 millones. La industria generaba antes del cierre sobre 3,000 empleos directos.