gas

Durante el mes de julio el Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO) recibió cinco solicitudes para aumentar el precio del gas licuado, entre las cuales solo dos empresas —Tropigas y Empire Gas, ambas empresas mayoristas— cumplieron con la reglamentación de la agencia, por lo que procedió el cambio en precio.

Sin embargo, tras el DACO dar paso al aumento conforme con la regulación de monitoreo vigente, muchos gaseros optaron por aumentar automáticamente los precios, sin notificar a la agencia. Hasta el día de ayer, detallistas como Light Gas, Del Gas Corp. y Escaleras Gas Corp. —aunque radicaron ante el DACO— no cumplieron con la regulación, por lo que fueron multadas tras haber aumentado el precio previo a la determinación de la agencia. Las multas fueron por cuantías de entre $400 a $2,000, las cuales varían acorde con la cantidad de días que lleva el aumento implementado de manera ilegal.

“Todo el que vende al por mayor, si en la medida que reciben el aumento del mayorista entiende que lo tiene que pasar al consumidor —lo que no siempre tiene que ser así— lo tiene que notificar a nuestra agencia, de lo contrario se expone a una multa de $400 diarios desde la fecha en que inició el aumento”, expuso Héctor Román, director de la división de Estudios Económicos del DACO, junto al secretario de la agencia, Edan Rivera.

Ante los aumentos —de $3.00 para el cilindro de 100 libras y de $1.00 en el cilindro de 20 libras— ambos funcionarios fueron categóricos en que no son válidos, por lo que hicieron un llamado a los consumidores a que radiquen una querella ante el DACO si han pagado estos aumentos —con la factura— para proceder contra la empresa.

Rivera explicó a EL VOCERO que bajo la nueva regulación de monitoreo, toda empresa de gas tiene que presentar una notificación ante el departamento con cinco días de antelación a la implementación del alza en precio. Una vez entregan la información solicitada y la misma es validada, entonces procede el cambio de precio.

“Verificamos que cumplan con la reglamentación y se verifica si el cambio de precio se ajusta o no a la orden. Lo que buscamos es cuidar el mercado de las fluctuaciones, en cumplimiento a nuestro deber ministerial de proteger al consumidor. El que el mayorista aumente su precio no significa que lo puedan traspasar sin notificar antes al DACO y someter la evidencia que se le solicita. De no hacerlo así iremos contra ellos”, afirmó Rivera.

Román abundó que pasar el costo adquisitivo a otro eslabón de la cadena de distribución depende de muchos factores —incluyendo el mercado al que sirven— y que no es automático. “Hay que ver cuánto pueden asumir y cómo se comportaría ese aumento en los distintos eslabones”, señaló.

Según la más reciente encuesta del DACO —a junio 30— el costo promedio del cilindro de 100 libras para llenado debe fluctuar en los $90.00 y si es nuevo, en los $210.00. Para el cilindro de 20 libras, son $19.00 por el llenado y $59.00 por el nuevo, y en el de 17 libras, el llenado cuesta $17.00 y el nuevo $5800. De la encuesta también se desprende que en regiones como Mayagüez el precio es más elevado, mientras en San Juan, es más económico.

Reaccionan los gaseros

Carlos Declet, presidente de la Coalición Distribuidores Independientes de Gas Licuado de Puerto Rico (Codigas) y propietario de Santurce Gas, tildó de absurdo que 700 empresas de gas tengan que notificar al DACO para imponer un aumento, cuando se nutren de mayoristas que ya les han aumentado el precio.

“Eso de notificar nadie lo sabe. Si hay un aumento a nivel de mayoreo y se nos factura, es lógico que lo podamos pasar. ¿Por qué se pretende limitar al detallista? Es una burocracia absurda. Nunca se había tenido que hacer esto a nivel de detallistas”, afirmó Declet.

gas 2
Secretario del DACO, Edan Rivera.>Archivo/EL VOCERO

Acorde con el presidente de Codigas, el aumento del gas licuado —que muchos establecimientos ya han implementado— responde al alza que ha registrado el crudo y a la escasez del producto luego de la apertura de los mercados post covid-19, lo que ha disparado la inflación.

Para Declet, los precios hoy oscilan —con el aumento— en los $95.00 el cilindro de 100 libras y en $21.00 el cilindro de 20 libras, dependiendo el suplidor.

Indicó que durante los meses de noviembre y diciembre suele ser cuando se dispara el precios del gas licuado una vez comienza la temporada de frío en los EE. UU.

El aumento en el precio del gas también fue admitido por Ramón González, presidente de Empire Gas, empresa mayorista que cubre el 75% de la demanda en la Isla.

El empresario coincidió con Declet en que el aumento responde al alza en el precio del crudo. “Presentamos nuestra notificación ante el DACO y se aprobó el cambio de precio el 13 de julio”, expuso.

 Empire Gas radicó la solicitud ante el DACO en dos ocasiones. En la primera la agencia entendió que no cumplía con lo requerido por ley y posteriormente volvió a radicar cumpliendo con la regulación.

reportera