Graduadas Programa empresarial

Parte del grupo que completó la capacitación empresarial del Programa de Incubación y Aceleración de Pequeñas Empresas (SBIA, por sus siglas en inglés) del Centro para Puerto Rico Sila M. Calderón.

El Programa de Incubación y Aceleración de Pequeñas Empresas (SBIA, por sus siglas en inglés) del Centro para Puerto Rico Sila M. Calderón graduó hoy  a un grupo de 139 personas, en su mayoría mujeres, quienes completaron el ciclo de capacitación empresarial.

Este es el segundo año de la capacitación empresarial del programa SBIA. En el 2021, se graduaron 81 personas. La mayoría del grupo del 2022 son mujeres (96%) y más de la mitad son jefas de familia. El 81% de todos los participantes reportó ingresos bajo el nivel de pobreza federal. Entre las industrias representadas se encuentran: alimentos, moda y belleza, mascotas, artesanías, bisutería y servicios profesionales, entre otros.

“El Departamento de la Vivienda reconoce que para desarrollar una economía de innovación es necesario fortalecer la cartera de emprendedores con la que cuenta la Isla. La inversión de fondos de recuperación CDBG-DR en la incubadora del Centro para Puerto Rico hoy nos permite insertar a 139 empresarias locales en la reserva de talento puertorriqueño dispuesto a contribuir a la economía, a crear más oportunidades de empleo y a desarrollar productos de alta calidad”, sostuvo la subsecretaria de recuperación de desastres bajo el programa CDBG-DR del Departamento de la Vivienda, la licenciada Maretzie Díaz.

Con este grupo de graduandos, 75 pequeños negocios fueron acelerados, 65 están en incubación y 103 empleos fueron creados o fortalecidos en 42 municipios. Los egresados pasan ahora a la parte de consultoría individualizada.

Empresarias graduadas cuentan sus experiencias

“Al comenzar el programa de capacitación empresarial, me encontraba operando informalmente”, dijo la dueña de Trocitos PR, un negocio de preparación y entrega de platos venezolanos, Pastora Salas.

La empresaria se mudó de Venezuela a Puerto Rico en el 2017. Empezó preparando arepas para sus vecinos. Luego, pasó a venderlos a otras personas y a experimentar con distintos productos. “Tenía muchas ideas, pero no podía concretar lo que quería para mi negocio. Gracias al programa, pude entender el mundo empresarial y los temas importantes que debo tener en cuenta”. Salas recientemente convirtió su emprendimiento en una LLC.

 Por su parte, Carmen Parrilla, desarrolló su idea de negocio mientras mantenía un empleo a tiempo completo. Cuando decidió dedicarse solo a su empresa de alimentos, Las Parri’s Box, sus padres se enfermaron. “Me daba ansiedad acoplarme a esta transición de haber dejado el trabajo. Mis ingresos disminuyeron y no estaba segura si emprender era para mí y poco a poco fui perdiendo las esperanzas”. Justo en ese momento recibió la notificación de que sería parte del programa de capacitación empresarial de SBIA en el Centro para Puerto Rico. “Con estos talleres, tuve la oportunidad de educarme y enfocarme nuevamente en mi sueño de emprender”.

El programa SBIA, en colaboración con el Departamento de la Vivienda y con fondos de recuperación CDBG-DR, tiene como objetivo fomentar el autoempleo, apoyando a los participantes a formalizar o acelerar su negocio, y provee a empresarios herramientas para desarrollar un negocio viable. Los servicios de formación empresarial del Centro para Puerto Rico están dirigidos a poblaciones vulnerables, mujeres, jóvenes y adultos mayores.

Las personas interesadas en recibir información sobre el programa pueden escribir a sbia@centroparapuertorico.org o llamar al 787-765-4500, ext. 2024. Más información disponible en www.centroparapuertorico.org.

Recibe más información sobre esta y otras noticias. Pulsa aquí si eres usuario de Android o de iPhone.