agricultores
González apoya que los incentivos lleguen a los agricultores de inmediato. >Suministrada

En un esfuerzo por incrementar el salario a los agricultores y detener la importación de mano de obra, el Departamento de Agricultura anunció la asignación de $18 millones —provenientes de los fondos de la Administración de Desarrollo de Empresas Agropecuarias (ADEA)— al programa Protegiendo la Mano de Obra, el cual paga por un año el 50% del salario mínimo federal y estatal de los empleados agrícolas reclutados por patronos que cualifiquen.

El secretario de Agricultura, Ramón González, proyecta que este programa —que es efectivo en este trimestre— pueda promover la creación de entre 4,500 a 5,000 empleos, principalmente en el sector de las hortalizas, el café y la producción de ñame, yautía y plátano.

“Con este programa buscamos propiciar la mano de obra y aumentar la producción agrícola en la Isla. Sin duda este beneficio representa un respiro para los patronos que están en riesgo de perder sus cosechas por la escasez en la mano de obra”, enfatizó.

“Los estamos ayudando para que echen hacia adelante sus negocios, mantengan estabilidad financiera y continúen produciendo productos de calidad para el consumo de nuestra gente”, abundó.

El funcionario explicó que este programa existía, pero al establecerse la Ley 60 —que alberga todos los incentivos que se otorgan en sus diversas modalidades— lo convirtieron en un programa de reembolso por producción. Este cambio provocó que de 3,000 agricultores adscritos en ese momento, el número se redujera a solo 500.

Además, de un presupuesto inicial de $33 millones lo redujeron a $15 millones, cifra que en esta ocasión la Junta de Control Fiscal elevó a $18 millones, tras un proceso de evaluación que inició en julio pasado.

“Como hemos podido evidenciar la forma como se va a fiscalizar el programa, confiamos que para el próximo año se aumente el presupuesto. Una vez la junta vea cómo fluye el dinero, y podamos seguir demostrando la necesidad de mano de obra existente, entendemos lograremos un mayor presupuesto para esta partida. Vamos a seguir trabajando en esa dirección”, afirmó González.

Aunque la agencia desconoce cuánto personal agrícola se está importando, se indicó que las fincas de recolección de café son las que más utilizan trabajadores traídos del exterior. González adelantó que ya hay siete fincas de café que emplean mano de obra extranjera, mientras entre seis a siete están esperando a que lleguen las personas que han contratado.

“El número total no lo tengo, pero conozco de fincas que han solicitado 12 empleados, otras ocho y hasta hay una —que es más grande— que solicitó 24 empleados. Con este incentivo perseguimos comenzar a reducir la brecha”, afirmó el titular de Agricultura, tras reconocer que el incentivo contempla la imposición del aumento al salario mínimo. “Si mañana se aumenta el salario mínimo a $8.50, el subsidio sería de $4.25”, acotó.

González fue categórico al señalar la necesidad de que ese y otros incentivos existentes lleguen a las manos de los agricultores a la brevedad posible. En el último mes la agencia desembolsó $29.6 millones en incentivos. “Ese dinero estaba aprobado, presupuestado y en el banco y no los habían entregado. Estamos rediseñando la división de finanzas (de Agricultura) para que situaciones como esa no vuelvan a suceder”, sostuvo.

Cuándo y dónde solicitar

Desde ayer, los patronos pueden solicitar el subsidio salarial en las oficinas regionales de Agricultura en Caguas, Naranjito, Arecibo, Ponce, Mayagüez, San Germán, Utuado y Lares. Para solicitarlo, el patrono debe completar el formulario ASDA-PSS-001. Los agricultores bonafide que cumplan con los requisitos podrán cualificar para el subsidio.

Mientras, el subsidio a la industria lechera, productores de pollos parrilleros y productores de huevos será por producción.

 Los criterios de elegibilidad son operar legalmente una finca, tener evidencia del pago a los trabajadores, cumplir con las responsabilidades de la Corporación del Fondo del Seguro del Estado y del Departamento del Trabajo y Recursos Humanos, entre otros. Además, el patrono debe guardar por cinco años el historial del empleado (nombre, seguro social, horas trabajadas y el salario devengado).

Además, cada agricultor debe tener un seguro para obtener los subsidios e incentivos de Agricultura. Para asegurar el trabajo de los obreros agrícolas, un agrónomo de la agencia visitará las fincas y corroborará el cumplimiento y tomará la firma de los obreros.

reportera