Small Business Administration asegura que los intereses aún son competitivos

El incremento en los costos de los productos prestatarios de las instituciones bancarias -tras el alza de los intereses que se pagan los bancos entre sí y que redunda en el aumento de los intereses al nivel del consumidor-, aunque afecta los negocios al momento de pedir dinero prestado, todavía no se ha reflejado de manera sustancial en los comerciantes que buscan acceder a los préstamos garantizados por la Small Business Administration (SBA).

Así lo aseguró Josué Rivera, director de distrito de Puerto Rico e Islas Vírgenes de SBA. “El aumento en los intereses tiene el efecto de encarecer el crédito y dificulta el acceso a capital, aunque todavía los préstamos están relativamente asequibles en comparación con otros productos”, indicó.

Rivera entiende que sigue habiendo interés por los productos bancarios que han impactado positivamente a los negocios que se afectaron drásticamente por los efectos económicos que ha provocado la pandemia de covid-19.

“Sí, hay apetito de crédito en el mercado local. Sin duda, la aprobación del Préstamo de Desastre por Daños Económicos (EIDL) y el Programa de Protección de Cheques de Pago (PPP) han sido una inyección positiva y aún deben tener balances para poder continuar pagando gastos operacionales”, dijo el ejecutivo.

Añadió que “la eliminación de restricciones (por el covid-19) en la Isla hace viable los negocios. El gran reto sigue siendo los costos de utilidades, la inflación y la cadena de suministros”.

Por su parte, Marlene Cintrón, quien supervisa las operaciones de la SBA en Puerto Rico, Islas Vírgenes Americanas, Nueva York y Nueva Jersey, reconoció a los medios estadounidenses que los intereses todavía siguen atractivos para el sector comercial, aunque el aumento en las tasas de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) hace que sean mucho más altos, comparativamente con lo que ha ocurrido en el mercado en los últimos 12 años.

Según los datos provistos por la oficina regional de comunicaciones de SBA en Puerto Rico, el total de ayudas al País desde que inició la pandemia del covid-19 hasta el momento actual, entre préstamos, subvenciones y otros, ronda los $5,950 millones.

De los fondos para la rehabilitación de restaurantes se han desembolsado 339 pagos para un total de $69.2 millones y los operadores de lugares cerrados han recibido 119 ‘grants’ que totalizan $88.6 millones.

PPP y EIDL

Bajo el PPP, hasta el momento se han garantizado 70,200 préstamos para un total de $2,800 millones. La cantidad promedio de los préstamos es de $39,521. Estos son para ayudar a financiar los costos de nómina, incluyendo beneficios. También van dirigidos a pagar los intereses de la hipoteca, alquiler, servicios públicos, costos de protección de los trabajadores relacionados con el covid-19, daños a la propiedad no asegurada por saqueo o vandalismo durante el año 2020, y ciertos gastos de los proveedores.

En cuanto a los EIDL -que proporciona el capital necesario para ayudar a las pequeñas empresas impactadas por un desastre a sobrevivir hasta que puedan asumir sus operaciones regulares- se han brindado 29,708 préstamos, para con un monto de $2,800 millones.

Recibe más información sobre esta y otras noticias. Pulsa aquí si eres usuario de Android o de iPhone.