Turistas Viejo San Juan

 Los inversionistas están interesados en invertir en la región caribeña y buscan ambientes favorables a nivel político y fiscal, por lo que las islas que la componen deben aprovechar las oportunidades que representa la recuperación del turismo luego de la pandemia de covid-19.

 Este fue el mensaje de Julia Simpson, presidenta y CEO del WTTC Sustainability & Investment Summit, que se celebró ayer en el Sheraton Hotel & Casino, donde se discutió la necesidad de recursos de energía renovable, el manejo adecuado de los desechos y la construcción sostenible para atraer la inversión.

 “Hay que buscar turismo con un impacto ambiental leve. Puerto Rico y el Caribe tienen una gran oportunidad para crear un sector turístico más fuerte y resiliente. Estos países deben brindar exenciones contributivas para importar la riqueza internacional y crear empleos”, expresó.

 Según los datos de presentados por Simpson, en 2020 había una inversión de cerca de $35,000 millones en la región del Caribe y antes de 2019 los viajes crecieron por ocho años corridos, lo que representó el 14% de la economía total del sector.

 “El turismo del Caribe tenía un valor de $65.1 billones y creaba el 15% de los trabajos del sector, que depende grandemente de sus visitantes internacionales. Estos son su fuerza, pero también su vulnerabilidad, ya que la pandemia y el cierre de las fronteras causaron un impacto muy fuerte en la economía de la zona”, comentó.

Reveló que el covid-19 provocó la pérdida del 50% del valor del turismo del Caribe, lo que es muy diferente a las proyecciones para los próximos años.

 “Predecimos que por los próximos 10 años la región podría tener un crecimiento de 6.7% al año y eso representaría unos $100 billones para 2032, con 1.3 millones de nuevos trabajos en las islas y un total de 3.5 millones de trabajadores”, pronosticó Simpson. 

Para lograrlo se necesita de la conectividad que brindan las líneas aéreas, las que en este momento están enfrentando un dramático incremento en el costo del combustible debido a la guerra entre Rusia y Ucrania.

 “Esta conexión es esencial y siguen subiendo los gastos aéreos, a los que se les añaden los impuestos. Necesitamos una aerolínea regional que vea el potencial enorme que existe en establecer enlaces de turismo en la región”, señaló.

Fuerza laboral

La falta de empleos en el área del turismo es otro factor que se debe atender con prontitud, por ser uno de los retos principales para el crecimiento y desarrollo de las islitas.

“Perdemos fuerza laboral, se van a buscar otros trabajos que paguen más en otros lugares. Estamos buscando cómo atraer y retener el talento con la construcción de ciudades al lado de los resorts, con oportunidad de cuido de niños e instalaciones de salud para mantener empleados en las comunidades locales”, dijo.

Finalmente, Simpson añadió que hay que atender el Caribe con una sola voz para promoverlo como un destino completo, como los estados de Estados Unidos que antes competían entre ellos y ahora los turistas visitan varios en cada viaje.

Recibe más información sobre esta y otras noticias. Pulsa aquí si eres usuario de Android o de iPhone.