luma

Imagen de Archivo/EL VOCERO

El Negociado de Energía de Puerto Rico le negó a LUMA Energy la solicitud radicada el 24 de julio pasado para que un ajuste tarifario que entrara en vigor en septiembre.

La decisión del Negociado se debe a que la solicitud carece de información nueva sobre los factores que inciden en el costo a evaluarse e información incorrecta sometida, por lo que la tarifa permanece inalterada hasta octubre.

Durante este mes de septiembre, se evaluará nuevamente un posible ajuste trimestral, según indicó a EL VOCERO, Lilliam Mateo, comisionada asociada del Negociado.

La funcionaria no descartó la posibilidad de un aumento para el próximo trimestre -octubre a diciembre- debido a la utilización del despacho de unidades que utilizan combustibles más caros, lo que impacta los costos operacionales. Sin embargo, desconoce la cuantía del alza de implementarse un aumento.

El Negociado le ordenó a LUMA Energy a que someta toda la información requerida para la solicitud de un ajuste para este trimestre, proceso para el cual tienen hasta el 14 de septiembre. En la información le requieren los datos del mes de agosto y otra información que evidencien los factores que ameriten un ajuste tarifario.   

El primer aumento en la factura de la luz le fue aprobado a LUMA Energy en julio pasado. En aquel entonces, el Negociado de Energía autorizó una suba de 7.6% a la tarifa residencial y de 6.5% para los comercios.

Ese cargo entró en vigencia el 1 de julio y se extendía hasta el 30 de septiembre, por lo que LUMA volvió a pedir un nuevo ajuste. 

En la solicitud original de LUMA Energy se hablaba de elevar la tarifa de la luz unos cuatro centavos el kilovatio hora. La tarifa actual ronda los 21 centavos el kW/h. 

reportera