Cámara de Comercio

Este año la Cámara de Comercio de Puerto Rico (CCPR) cuenta con dos miembros interesados en obtener la silla de la presidencia, luego de formar parte de la Junta de Directores y de llevar décadas como empresarios. Ambos expusieron sus propuestas y hablaron de los retos económicos y gubernamentales que hay que atender para ayudar al comerciante.

David Vergel de Miranda, quien es el tercer vicepresidente de la CCPR y presidente de Alta Communication, empresa de comunicación y planificación estratégica que ha dirigido iniciativas de impulso a la empresa local, cree firmemente en darle prioridad al empresario puertorriqueño que lucha día para subsistir, crecer y desarrollarse.

“Mi enfoque es lograr una cultura de transformación. Quiero reducir la desigualdad empresarial de los pequeños y medianos negocios ante las empresas extranjeras, las que también son importantes, pero hay que darle preferencia al capital local en el sistema contributivo y promover que la inversión extranjera se encadene con empresas locales. También creo en el empresario humanista y democrático, en trabajadores participativos”, explicó el desarrollador de marcas y campañas publicitarias.

El relacionista licenciado busca fomentar los lazos entre los miembros de la Cámara de Comercio y las entidades del gobierno para mejorar el panorama de desarrollo de negocios en la Isla.

“Quiero fortalecer la dirección ejecutiva y las relaciones gubernamentales, así como los asuntos legislativos. Hay que promover la transparencia del gobierno, ver para qué se dan algunos incentivos y cuál es el rendimiento final de estos. Voy a promover que la CCPR sea un ente fiscalizador de la transparencia gubernamental en asuntos económicos y que sus propuestas estén basadas en análisis econométricos. También es importante reforzar la comunicación con los socios para entender sus necesidades y representarlos de manera eficiente”, comentó Vergel sobre su visión para ayudar a los empresarios puertorriqueños a través de la presidencia de la CCPR.

En tanto, para el licenciado Luis A. Gierbolini Rodríguez, presidente de Gierbolini Consulting Group, los beneficios de los socios de la CCPR son lo más importante, por lo que este factor será su punto focal si logra alcanzar la presidencia.

“Revisaremos la proposición de valor al socio y la mercadearemos como corresponde. Mejoraremos los servicios importantes para los socios como la asesoría de negocios, el cabildeo y las leyes en proceso. Estableceremos seminarios para las diferentes industrias como la de alimentos, finanzas, servicios y comercio al detal, entre otros. Mejoraremos nuestras herramientas de contactos de negocios y defenderemos públicamente el bienestar económico y personal de los miembros de la cámara. Seremos vocales en la defensa de los valores de nuestra institución”, comentó sobre sus prioridades.

El empresario que en la actualidad funge como tesorero de la CCPR, donde lleva 20 años como socio, se concentrará en lograr esfuerzos multisectoriales que ayuden a que se cumplan las metas de los miembros de la organización, beneficiando el ambiente comercial del País.

“Continuaremos realizando acuerdos de colaboración y crearemos un manual para hacer negocios en Puerto Rico, en el cual se oriente al comerciante e inversionista sobre los requisitos para establecer un negocio. Nos opondremos a cualquier aumento en el costo de hacer negocios -como impuestos- y colaboraremos con otras asociaciones e instituciones para acuerdos de colaboración en defensa de la libre empresa y competitividad”, indicó el ejecutivo, quien también se comprometió a fortalecer las plataformas digitales de la entidad.