rafael hernández

En la foto, el representante Rafael "Tatito Hernández. 

Una decena de recomendaciones para complementar el Plan Estratégico para Reactivar la Economía que ideó la gobernadora Wanda Vázquez Garced para hacer frente al coronavirus (Covid-19) fueron sometidas por los representantes populares Rafael “Tatito” Hernández y Jesús Santa.

Ambos legisladores enfatizaron que no están poniendo en duda las medidas contempladas por Vázquez Garced, pero señalaron que el plan no toma en consideración que la crisis económica ocasionada por el virus pueda extenderse más de dos semanas y que la realidad fiscal del gobierno no le permite subsidiar toda la actividad económica del País.

“El gobierno debe reconocer esa realidad para tomar medidas certeras… Hay diez aspectos que son necesarios para hacer que este plan de recuperación sea adecuado. Nos estamos basando en la realidad y la magnitud de las crisis que hemos atravesado. No estamos criticando, es para complementar lo que hizo la gobernadora y su equipo multisectorial”, enfatizó Hernández.

Ajustes a plan fiscal

Entre las medidas discutidas por Hernández y Santa, resalta que la gobernadora enmiende el optimista plan fiscal que sometió a principios de mes a la Junta Federal de Control Fiscal para ajustarlo a la nueva realidad económica que atraviesa el País. “El plan fiscal no representa la realidad que vive el País y es necesario que se haga uno nuevo”, explicó Santa.

“El plan vislumbra ayudas federales que no han llegado. Hay que identificar qué cubre y que no cubren esas ayudas. El plan local debe cubrir lo que no se cubre. Estamos proponiendo que de los cerca de $10,000 millones guardados para pagar la deuda y teniendo en cuenta que si la economía se cae no se va a poder pagar, se saquen cerca $2,000 millones para costear las propuestas de ayuda”, agregó.

La semana pasada, la delegación del PPD en la Cámara de Representantes radicó una pieza legislativa para crear un fondo estatal de $2,000 millones para combatir el coronavirus y sufragar aquellas áreas que no se nutran de los fondos federales aprobados en días recientes en el Congreso de Estados Unidos

“Este fondo hay que trabajarlo y no creo que sea muy difícil convencer a la Junta porque si no lo hacemos se va a destrozar la economía y estaremos en condiciones peores de las que estamos ahora. Si la economía va mal, va a ser imposible en el futuro poder cumplir con los acuerdos alcanzados”, agregó Santa.

Para que los esfuerzos que realice el gobierno sean fructuosos, Hernández discutió que es necesario que se identifique la data empírica y se establezcan las proyecciones sobre el impacto que tendrá el Covid-19 sobre la economía local. “Si no se consigue, se está trabajando a ciegas y no se está trabajando responsablemente y quizás las propuestas que se proponen no van a tener el efecto que queremos”, comentó.

“Necesitamos que se demuestre cuál será el impacto real en cada sector, el impacto en el empleo, en las empresas, el turismo, los comercios. Se sabe que habrá un impacto, pero este va a variar según el sector y es importante saber la magnitud para establecer un orden de prioridad y poder hacer legislación”, añadió Santa.

Según defienden los políticos, los asuntos económicos se deben tratar de manera inclusiva y reconociendo que es “peligroso y arriesgado” para el gobierno apostar únicamente en que podrán disipar el impacto solamente con los fondos federales.

Flexibilizar eltoque de queda

Por otro lado, ambos representantes populares opinaron que probablemente el periodo de toque de queda que dicta la orden ejecutiva de la gobernadora pueda extenderse. Sin embargo, recalcaron que es necesario flexibilizar el acuartelamiento para permitir que algunos trabajadores -que son esenciales para el comercio- puedan integrarse con las debidas precauciones a la fuerza laboral.

Como medida para evitar la propagación del mortal virus en la Isla, la gobernadora decretó a principios de semana un toque de queda que estará vigente hasta el próximo 30 de marzo y que prohíbe a todo negocio o empresa que no ofrezca un servicio esencial operar. Ante esto, son miles los que se ven privados de un salario.

“La orden administrativa debe enmendarse para que los empleados de las áreas de la economía que se necesitan puedan trabajar. Hay que hacer ajustes para las entidades que le suplen servicios a las empresas que están aptas a trabajar bajo la orden de la gobernadora puedan operar y permitirle la continuidad a los comercios que brindan un servicio esencial”, sentenció Hernández.

Las recomendaciones serán sometidas en los próximos días a la gobernadora, que actualmente vislumbra posponer la radicación de las planillas de contribución sobre ingreso hasta el 15 de junio, la eliminación del pago del IVU en los muelles y de las penalidades por no remitir quincenalmente el IVU a Hacienda, la suspensión de las retenciones contributivas a los trabajadores por dos meses y más dinero para el mercadeo de la Isla en el exterior.

“La delegación del PPD en la Cámara está disponible para trabajar con la gobernadora por el bien de Puerto Rico. Lo más importante es que exista inclusión de manera que todos podamos aportar a mejorar los planes de trabajo del gobierno para una recuperación más rápida”, puntualizó Hernández.