Ventas
Se estima que el comercio al detal cerró 2020 un 15% por debajo de los $32,157 millones registrados al cierre de 2019 y con la pérdida de 15,000 empleos. >Carlos Rivera Giusti/EL VOCERO

Tras haber cerrado 2020 con pérdidas estimadas en $2,000 millones, la industria local de ventas al detal proyecta un panorama positivo para el segundo semestre del nuevo año en la medida en que la vacunación avance y la nueva ronda de ayudas federales y estatales se inyecte en la economía.

El presidente del Centro Unido de Detallistas (CUD), Jesús Vázquez, explicó que una vez se alcance la inmunidad de rebaño —con 70% de la población vacunada— la actividad económica podrá volver a sus niveles usuales. Preliminarmente se proyecta que la industria culminó el pasado año un 15% por debajo de los $32,157 millones registrados al cierre de 2019 y con la pérdida de 15,000 empleos.

“Estimamos que para el segundo semestre del 2021 —si se alcanza la inmunidad de rebaño en o antes del verano— comenzaremos a recuperarnos. Si es así, para ese segundo semestre comenzaremos a ver una disminución en las pérdidas que llevamos arrastrando”, sentenció Vázquez.

De acuerdo con el último informe de la Compañía de Comercio y Exportación (CCE), hasta agosto las ventas acumuladas ascendían a $18,514 millones, lo que representaba un 8.3% menos a lo registrado a la misma fecha en el año previo. No obstante, Iván Báez, presidente de la Asociación de Comercio al Detal (Acdet) aseguró que la merma en el consumo durante la temporada navideña —que suele representar el 30% de las ventas anuales de los comercios— elevó la brecha a cerca de un 15%.

“El tráfico ha sido menor en toda la temporada y también se registró una merma en los niveles de consumo. La brecha no se pudo cerrar. Los factores de la anterior orden ejecutiva impactaron dramáticamente las ventas. Cerramos con doble dígito en pérdidas, cercano a una merma del 15%”, agregó Báez.

Menor la venta para Reyes

Báez, quien también es director de asuntos públicos de Walmart Puerto Rico, detalló que las ventas previas al Día de Reyes fueron menores a las registradas en los días anteriores a la Nochebuena. Según estima, se mantuvieron también un 15% por debajo de las registradas el año pasado para la misma fecha.

“El tráfico de clientes fue bien poco en comparación con las ventas para el Día de Reyes del año pasado y fueron menores a las de Navidad. Las movidas que se hicieron con DACO para hacer ventas de Black Friday en diversos eventos ayudó a que las ventas para diciembre fueran mayores”, señaló el ejecutivo.

Por su parte, Enid Monge, presidenta de la organización Empresarios por Puerto Rico, atribuyó la baja en ventas durante la festividad al auge que han ganado las compras por internet durante la pandemia. “Han sido sumamente lentas estas ventas. La animosidad de la gente es casi nula y ante la preocupación por contagios, muchos consumidores han optado por comprar por internet”, puntualizó.