Meseros

 >Suministrada

De acuerdo con un estudio comisionado por la Asociación de Restaurantes de Puerto Rico (Asore), denominado EAT (Estudio, Asore, Tendencias), el gasto promedio del consumidor que visita los restaurantes aumentó en 17%, es decir 64 dólares más al mes en comparación con los resultados obtenidos el año pasado.

Así lo reveló José Alfonso, de la firma The Research Office, durante la presentación de los resultados en el Centro de Convenciones y como preámbulo al evento cumbre de la organización, el Bakery & Restaurant Show.

José Salvatella, presidente de la junta de directores de la Asore, sostuvo que “esto demuestra lo que hemos dicho anteriormente sobre el cambio en las rutinas diarias de las familias puertorriqueñas. El comer fuera se ha convertido en una necesidad por el ritmo de vida que llevamos. Esta cantidad, sin duda, podría aumentar en los próximos meses con la reducción del Impuesto sobre Ventas y Usos (IVU), el cual podría ser un factor influyente a la hora de comprar alimentos preparados”.

El estudio indicó que son los restaurantes de comida rápida, denominados QSR, los que más se visitan.

La investigación estableció que los adultos que trabajan cada día tienen menos tiempo para almorzar, por lo que esta opción se perfila como la más viable.

Otros factores decisivos a la hora de seleccionar entre dos restaurantes similares son la compra de productos locales para confeccionar los alimentos que ofrecen, aquel que tenga más opciones saludables en su menú y aquel que ofrezca los mejores descuentos y promociones.

“Tenemos un consumidor que está gastando más en el 2019 en sus experiencias en restaurantes, que en parte está motivado por una alta satisfacción con el valor por el dinero. En específico, un 92% de los visitantes de restaurantes dicen que están satisfechos con el valor por el dinero que están pagando. Esta satisfacción es más alta de la que se reportó en un estudio similar en Estados Unidos realizado este año, que fue de un 75 por ciento. Igualmente, la satisfacción motiva a que uno de cada dos consumidores quieran visitar los restaurantes, en general, con más frecuencia que ahora”, explicó José Alfonso durante la presentación.

Mientras, el invitado Adam Hasley, director de Investigaciones de la National Restaurant Association (NRA), sostuvo que “mientras vemos que existe un rezago en el mercado de Puerto Rico contra el de Estados Unidos en cuanto al uso de buscadores en Internet para conseguir más información sobre restaurantes, resulta interesante que Puerto Rico tenga un uso mayor de plataformas móviles de pago que en Estados Unidos, de 40% contra un 17%, respectivamente.

También vimos que hay más interacción con restaurantes en redes sociales en la isla que en Estados Unidos, por un margen de 32% sobre 19%. Sin embargo, el hecho de que Puerto Rico se vea rezagado en este momento en algunas métricas de uso de tecnología no significa que los puertorriqueños tengan menos apetito para esta, sino todo lo contrario. Vemos, por ejemplo, cómo hay más interés en la isla de usar la tecnología para mejorar la experiencia del consumidor y para facilitar hacer la orden y pagar, entre otras cosas, de lo que vimos en Estados Unidos a través de un estudio de uso de tecnología realizado este año”.

Otros resultados en cuanto al tema tecnológico es que los puertorriqueños desean usar más tecnología en restaurantes, particularmente la que esté orientada a mejorar el servicio.

De igual forma, piensan que la tecnología mejora la experiencia en un restaurante, mientras que más consumidores prefieren utilizar la tecnología que interactuar con humanos para comprar alimentos preparados.

Para realizar el estudio EAT, la firma de investigación de mercado The Research Office entrevistó en persona a 1,000 adultos (hombres y mujeres) entre los 18 y 64 años, durante agosto y septiembre del presente año.

Se seleccionó una muestra representativa de diversos niveles socioeconómicos de todos los pueblos, excepto de Vieques y Culebra, de acuerdo con su peso poblacional según los datos más actualizados del Censo.