Solar energy

El director ejecutivo de Solar Energy + Storage Association (SESA), PJ Wilson, expresó el reclamo de que las empresas de la industria de energía solar sean incluidas entre las exclusiones de la nueva orden ejecutiva que emitirá la gobernadora, con el fin de evitar un impacto adverso a miles de ciudadanos que necesitan los sistemas de producción de energía solar y almacenamiento para su seguridad y en muchos casos para operar equipos médicos que protegen sus vidas. 

Afirmaron, además, que contrario a algunos comercios que están operando con grandes concentraciones de personas, los servicios de las empresas solares se prestan con muy poco o ningún contacto directo con otros.   

“En estos momentos la red eléctrica sigue extremadamente frágil. Muchos abonados reportan en las redes sociales interrupciones de servicio y se pronostican más apagones, ante la pérdida de la capacidad de generación de la estación Costa Sur, que volverán a poner a la ciudadanía en una situación extrema y vulnerable.  Esto se suma al hecho de que en tan solo dos meses se inicia la temporada de huracanes y la ciudadanía necesita estar preparada.  Es por eso por lo que es de gran importancia que se permita el acceso a la prestación de servicios de la industria de energía solar y almacenamiento de inmediato”, puntualizó Wilson.

El portavoz de SESA destacó que es irónico el hecho de que en las exclusiones vigentes haya empresas productoras de bebidas carbonatadas o cigarrillos, que de ninguna forma pueden ser considerados productos esenciales, mientras que se limita el acceso a la ciudadanía a producir y almacenar energía solar, que puede salvar vidas.

“El gobierno debe considerar las lecciones aprendidas tras el paso de los huracanes Irma y María, cuando la principal razón para la pérdida de vidas fue la falta de acceso a la electricidad para satisfacer necesidades básicas como iluminación, refrigeración y energía ininterrumpida para dispositivos médicos”, dijo Wilson. Añadió que, si bien es cierto que esta es una emergencia distinta, se ha puesto en evidencia el rol importante que tiene el acceso a la energía para que las personas puedan enfrentar el aislamiento social, no solo desde la perspectiva de comunicación y acceso a la información, si no nuevamente para asistir a los enfermos en el hogar que necesitan mantener conectados sus equipos.

Wilson enfatizó que las empresas de su industria están preparadas con los protocolos para evitar el contacto directo de su fuerza laboral con otros ciudadanos. A manera de ejemplo, mencionó que la mayor parte de las instalaciones se hacen fuera de las residencias y en techo, a los cuales solo sube el instalador.

“Otros estados y jurisdicciones están incluyendo sistemas solares y de almacenamiento en sus esfuerzos de recuperación ante esta crisis. Por ejemplo, el estado de Washington permite los trabajadores necesarios para la generación de energía hidroeléctrica, biocombustibles, biogás, geotérmica, eólica, biomasa, solar y de carbón.  En el caso de Connecticut, cuentan con rigurosas normas para instalación de sistemas solares durante esta crisis”, dijo el ejecutivo.

Puntualizó, además, que, “como toda la ciudadanía apreciamos las medidas proactivas que ha tomado el gobierno para proteger a Puerto Rico desde el inicio de la pandemia Covid-19.  No obstante, así como los servicios de salud, alimento y seguridad son esenciales, el acceso a la energía también lo es.  Limitarlo puede redundar en serios problemas y, para muchas personas, principalmente envejecientes, un riesgo a su salud y su vida.”