Tesla

Logotipo de la automotriz Tesla en el centro comercial Cherry Creek Mall en Denver, el 9 de febrero de 2019.

Reguladores estadounidenses enviaron un equipo para investigar el accidente fatal de un Tesla en un suburbio de Houston donde, según las autoridades locales, nadie estaba detrás del volante.

La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras de Estados Unidos (NHTSA, por sus siglas en inglés) dijo hoy que envió un equipo especial a Spring, Texas, para investigar el accidente del automóvil eléctrico el sábado por la noche.

Los investigadores están “100% seguros” de que nadie conducía el Model S 2019 que se salió de una carretera residencial, chocó contra un árbol y estalló en llamas, matando a dos hombres en el interior, dijo el oficial del condado Harris, Mark Herman.

Pero las autoridades todavía están tratando de determinar si el automóvil estaba operando con el Autopilot, que asiste al conductor, o con el sistema “Full Self-Driving Capability” de autonomía total.

Uno de los hombres fue encontrado en el asiento del copiloto y el otro estaba en el asiento trasero, dijo Herman a The Associated Press.

La NHTSA dijo hoy que están trabajando con las autoridades locales para conocer más sobre los detalles del accidente.

Tesla ha tenido serios problemas con su sistema semiautomatizado Autopilot, el cual ha estado involucrado en varios choques fatales donde no detectó remolques, vehículos de emergencia detenidos o una barrera en la carretera. La Junta Nacional de Seguridad en el Transporte de Estados Unidos (NTSB, por sus siglas en inglés) recomendó a la NHTSA y a Tesla limitar las carreteras donde el Autopilot puede operar de manera segura, y a la empresa instalar además un sistema más robusto para monitorear a los conductores y asegurarse de que estén prestando atención. Pero ni Tesla ni la agencia reguladora tomaron medidas.

Tesla no ha comentado sobre el anuncio de la NTSHA de hoy. La compañía ha dicho en el pasado que los conductores que usan Autopilot deben estar listos para intervenir en cualquier momento y que el sistema "Full Self-Driving Capability” también debe ser monitoreado continuamente por los conductores.