plaza
La situación de impago en las rentas de los inquilinos se esta suscitando en todos los centros comerciales, no se limita sólo a Plaza Las Américas.> Archivo/EL VOCERO

 La prolongación de la pandemia del covid-19, -que mantuvo a los centros comerciales cerrados por dos meses y en la actualidad los mantiene bajo una operación restringida- ha comenzado a tener su efecto en los pagos de los alquileres comerciales, donde muchas cadenas locales y multinacionales se han visto obligadas a cerrar operaciones por falta de pago.

El presidente de la Asociación de Centros Comerciales, Adolfo González, reconoció que la reducción de tiendas por parte de las cadenas multinacionales se había comenzado a experimentar desde antes de la llegada del covid, pero se agudizó en la medida las ventas se vieron afectadas por los cierres y restricciones que trajo consigo la pandemia.

Sin embargo, aseguró que los centros comerciales han comenzado a evaluar cada caso en particular, ofreciendo variedad de opciones. Entre las opciones mencionó que han diferido pagos y han condonado parte de la deuda, entre otros. “En la medida que han podido los centros comerciales han intentado llegar a un acuerdo con el inquilino. Pero no se pueden olvidar que muchos de estos negocios han obtenido ayudas federales como parte del Care Act, beneficios que contemplaban entre su uso el pago de renta”. Agregó, “que en el caso de los centros comerciales no han contado con estas ayudas, mientras han tenido que seguir cumpliendo con el mantenimiento general de las operaciones, el pago de utilerías, seguridad y cumplimiento de protocolos, entre otros gastos”.

No obstante, González mantiene su optimismo, fundamentado en las ayudas económicas que los consumidores están recibiendo y que entiende en parte serán utilizados en consumo.

En torno al tema, Plaza Las Américas, uno de los centros comerciales que ya ha registrado situaciones con varios inquilinos por falta de pago -como fue el caso de Preciosa- y otros que han optado por cerrar operaciones tras culminar sus contratos y no llegar a nuevos acuerdos -como fue el caso de GAP-, expresó a EL VOCERO en declaraciones escritas que “reconociendo esta situación, en la administración de Plaza Las Américas hemos logrado acuerdos de cobro de renta que son razonables para ambas partes con la mayoría de los inquilinos ya que reconocemos se han visto impactados por la situación. Por excepción, no han prosperado acuerdos por pagos pendientes con una minoría de inquilinos y, luego de realizar numerosos esfuerzos de cobro, no nos ha quedado otra alternativa que radicar demandas por falta de pago contra algunos de ellos”, expuso la administración del centro comercial.

Agregó que, “seguiremos trabajando de la mano con nuestros comerciantes para superar los retos que presenta la pandemia y confiamos en que pronto se alcanzará una nueva estabilidad y el eventual crecimiento de la industria”.

reportera