Royal Caribbean sufre pérdidas colosales por coronavirus

NUEVA YORK — La firma de buques crucero Royal Caribbean Cruises informó hoy que sufrió pérdidas de 1,400 millones de dólares en el primer trimestre del año, lapso en el que la crisis del coronavirus obligó a dejar todos sus buques de esparcimiento anclados en los puertos.

Los inversionistas de Wall Street, sin embargo, hicieron caso omiso del reporte y se enfocaron en la posibilidad de que las reservaciones repunten el año entrante.

Royal Caribbean, con sede en Miami, informó que las reservaciones para 2021 “se ubican dentro del rango histórico”. Las acciones se dispararon 3% al inicio de la jornada, aunque se volvieron volátiles y menos de una hora después bajaban en ese mismo porcentaje.

Los vídeos tomados en cruceros estuvieron entre las primeras imágenes vistas por el mundo de las consecuencias de la propagación del coronavirus.

A inicios de febrero, el buque Diamond Princess de la rival Carnival ancló en Yokohama, Japón, y sus 3,700 pasajeros y tripulantes fueron puestos en cuarentena, cientos de ellos infectados. Otros cruceros corrieron igual suerte.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés) prohibieron el viaje de buques cruceros a partir del 14 de marzo, argumentando que el virus podía propagarse porque a veces la tripulación de un barco se traslada a otro. Añadieron que los brotes de Covid-19 en cruceros son peligrosos también porque los pasajeros vienen de todas partes del mundo y pueden propagar el virus al final del viaje.

En lo que va de año, las acciones de las principales compañías de cruceros —Carnival, Royal Caribbean y Norwegian Cruise Lines—han caído entre 60% y 75%.

Royal Caribbean Cruises suspendió operaciones el 13 de marzo, un día antes de la orden de los CDC y se vio obligado a cancelar 130 viajes de crucero. Tiene planes de reanudar algunos viajes a partir del 12 de junio.

“Comprendemos que cuando nuestros barcos regresen a servicio, estarán navegando en un mundo transformado”, declaró el director general de la compañía, Richard Fain. “La manera en que anticipemos y nos adaptemos a este nuevo ambiente determinará cómo protegeremos a nuestros huéspedes y pasajeros”, añadió.