Ayuda federal, cheques de estímulo, coronavirus, Covid-19, dinero

Además del pago de $1,400 a los contribuyentes estadounidenses, el último paquete de alivio económico que aprobó el Congreso en marzo pasado contiene otro cheque de estímulo “secreto” que podría brindar mucha más ayuda.

La ley del Plan de Rescate Estadounidense autorizó el envío de los cheques de estímulo a personas elegibles y amplió el Crédito Tributario por Hijos a padres con pagos de hasta $3,600 por niño.

Pero la legislación incluyó otras oportunidades de beneficios que pueden no haber sido obvias.

Varias disposiciones de la legislación afectan las declaraciones de impuestos de 2020.

Una disposición excluye de los ingresos hasta $10,200 en compensación por desempleo. Otra disposición beneficia a muchas personas que compraron cobertura de salud subsidiada a través de los mercados de seguros de salud estatales o federales.

MÁS ALIVIO

Pero existe un beneficio específico que es una forma poco conocida de obtener más alivio para las personas que tienen su propia casa.

El cheque de estímulo “secreto”, el llamado Fondo de Asistencia para Propietarios, que figura en el último paquete de estímulo, es un tipo menos conocido de alivio de covid-19 que podría ayudar a millones de propietarios que están atrasados en sus pagos hipotecarios.

En febrero, casi 3 millones de propietarios estaban atrasados en sus pagos hipotecarios y aproximadamente 2.1 millones estaban en indulgencia.

Este alivio hipotecario se suma a la moratoria federal sobre la ejecución hipotecaria como resultado de la pandemia de coronavirus.

El gobierno reservó cerca de $10 mil millones para asistencia financiera directa para ayudar a los propietarios a pagar sus hipotecas, impuestos, servicios públicos, seguros y cuotas de la asociación de propietarios.

La revista Forbes informó que el Departamento del Tesoro está enviando dinero a los estados para distribuir la ayuda a través de las agencias estatales de vivienda.

El monto de la asistencia a cada estado dependerá del número de pagos atrasados de hipotecas y ejecuciones hipotecarias se hayan informado, junto con las estadísticas de desempleo y los datos relacionados locales.

Para calificar para la ayuda, las personas deben ser propietarios de sus casas, y tener una hipoteca con un balance de menos de $548,250.

Al menos el 60% de la ayuda hipotecaria debe asignarse a prestatarios hipotecarios que tengan ingresos inferiores al ingreso medio nacional o al ingreso medio local respectivo, el que sea mayor.

Para más información sobre esta ayuda, comunícate con tu agencia de vivienda estatal.

Cada estado recibirá al menos $50 millones del Fondo de asistencia para propietarios de viviendas. Según el Departamento del Tesoro, el estado de Nueva York recibirá $539.5 millones, solo detrás de California ($1.06 billones), Florida ($676 millones) y Texas ($842 millones).