Cines

Las salas de cine continúan con un 30% de ocupación según la última orden ejecutiva, pero poco a poco han ido aumentando el flujo de sus visitantes, aunque todavía falta un largo camino por recorrer para que logren una recuperación total, sostuvo Mayra Ramírez, directora de Mercadeo de Caribbean Cinemas.

“Reabrimos las salas de cine en septiembre de 2020 y hemos hecho un esfuerzo bien grande para mantenernos en la mente del consumidor. Hemos logrado abrir 19 cines de los 32 que tenemos. Se han abierto primero los ubicados en los centros comerciales que son los de mayor tráfico”, indicó Ramírez, sin revelar la cuantía actual de las pérdidas acaecidas tras el cierre prolongado de sus operaciones.

Acorde con la ejecutiva, los cines se han ido abriendo una vez se ha reemplazado el sistema de acondicionador de aire de los edificios para garantizar la higiene dentro de las salas, lo que ha sido recomendado por las autoridades de salud para evitar la propagación del coronavirus.

“Hemos ido cambiando los equipos por otros que recirculan el aire. Recientemente abrimos el cine de Dorado y los próximos serán los de Río Hondo y Cayey. Están abiertos Montehiedra, Plaza Las Américas, Plaza del Caribe en Ponce, San Patricio Plaza, Prime Outlets en Barceloneta, Plaza Carolina, Western Plaza en Mayagüez, Fajardo y Fine Arts de Hato Rey, entre otros”, añadió la directora.

Poco a poco la empresa ha ido contactando a sus empleados para que se reintegren a la operación de las salas y los auto cines que han sido un complemento económico, pero no la solución. Antes del cierre operacional la empresa generaba unos 1,800 puestos de trabajo.

“Tenemos un auto cine en el Distrito de Centro de Convenciones, en Prime Outlets en Barceloneta y en Plaza del Caribe en Ponce, que dan una sola función de jueves a domingo. No han significado un gran ingreso, pero nos han permitido brindarles un servicio a nuestros clientes. Esperamos un aumento de capacidad en las próximas órdenes ejecutivas que deberían ser por distanciamiento según el tamaño del cine”, informó Ramírez.

La empresa también está ofreciendo funciones privadas para grupos de hasta 20 personas para la celebración de eventos familiares o corporativos, además de fundraisings y actividades para los gamers.

Drive In Cinema en San Juan

La modalidad de auto cine de empresas privadas que se han reinventado con la pandemia de covid-19, se ha extendido a otros centros comerciales como The Mall of San Juan, que cuenta con el Drive In Cinema que ha sido muy exitoso y se ha convertido en una alternativa segura de entretenimiento.

“Comenzamos en julio de 2020, fuimos el primer auto cine en la pandemia y nos ha ido muy bien con el público y los auspiciadores. Ha sido una nueva experiencia de entretenimiento y desde el primer día la acogida ha sido excelente. Somos productores de conciertos masivos en el Choliseo con artistas como J Balbin y Kany García y tuvimos que aprender de cine y buscar los derechos de las películas”, explicó Osvaldo Rockafort, presidente de Lana Productions.

Este tipo de actividad también ha significado una alternativa de recreación para los estudiantes, empresas y hasta para las personas de edad avanzada.

“El cine ha evolucionado a un lugar de encuentro, aunque sea de carro a carro. Hemos hecho hasta bingo desde los autos y actividades privadas en Navidad. Al principio abrimos de lunes a domingo y luego a partir del miércoles cuando tenemos muchas actividades. También tenemos concesión y “delivery” de los establecimientos del centro comercial”, dijo sobre el cine al exterior con cabida para 110 autos.

Dorado Drive In

En el Parque Agroturístico de Dorado también hay un espacio entre la naturaleza que recibe hasta 126 autos con hasta cinco ocupantes que llegan a disfrutar de una película y refrigerios sin tener que bajarse del vehículo de motor.

“La respuesta de la gente ha sido brutal. Me ha llamado la atención que pensamos que nos visitarían personas de Dorado y pueblos limítrofes, pero la realidad ha sido que vienen de lugares como Cabo Rojo, Orocovis y Quebradillas. No damos películas de estreno porque no nos dan la licencia, pero damos un servicio VIP”, aseguró Ender Vega, dueño y productor de Dorado Drive In.

El servicio incluye un espacio enumerado para el auto y la compra de la taquilla de manera digital, la que se escanea para evitar el contacto físico, así como un menú de bebidas y alimentos por la aplicación Tupix. La concesión ubica en vagones y los clientes hacen su compra desde el carro donde se les entrega la orden sin hacer fila.

Esta modalidad recreativa, aunque según Vega no es lucrativa, se ha convertido en una alternativa para la recaudación de dinero y otros eventos que no han podido realizarse por las restricciones que prohíben la aglomeración de personas.

“Este concepto no deja dinero, solo podemos cubrir los gastos operacionales, porque se hace una gran inversión en equipos y las licencias de las películas son muy costosas. Nos sostenemos con los auspicios y realizamos muchas actividades privadas y fundraisings”’, explicó el productor.

Sobre el futuro de los auto cines, Rockafort comentó que el concepto ha durado mucho más de lo previsto y que podría quedarse entre las preferencias de recreación de las familias puertorriqueñas.

“Las expectativas nuestras eran abrir por pocos meses y ya llevamos mucho tiempo. Entiendo que puede permanecer. Podríamos aumentar las tandas, tenemos planes de expansión y una agenda de conciertos desde los autos”, adelantó el empresario.