Miercoles Naranja

Ante una celebración atípica y contando por primera vez con el auspicio del Departamento de Desarrollo Económico (DDEC) y la Compañía de Fomento Industrial de Puerto Rico, inicia el próximo miércoles, 25 de noviembre, y hasta el 7 de enero, la edición 2020 de la campaña de concienciación del Miércoles Naranja, día nacional de Cómprale al de Aquí, Primero lo Nuestro, que exhorta al público a patrocinar los comercios locales en el inicio de las compras navideñas.

Los portavoces de la iniciativa coincidieron en que se trata de una estrategia para mejorar económicamente a las empresas locales y con ello el desarrollo económico del País.

Enfatizaron que cada dólar invertido en una empresa local es dinero que se reinvierte en la Isla, con un efecto multiplicador que incide positivamente en la recuperación económica de Puerto Rico.

Este año, la campaña educativa cobra mayor relevancia ante la realidad económica que vive el País con el impacto generado por el Covid-19. En este particular, el secretario del DDEC, Manuel Laboy, aceptó que de prolongarse la pandemia, entre un 20% y un 25% de los pequeños y medianos comerciantes pudiesen afectarse seriamente.

La campaña, que entra en su quinto año, estará corriendo por diversidad de medios y plataformas digitales, así como los tradicionales medios de comunicación de radio, televisión y prensa escrita, entre otros, gracias a una inversión de $200,000.

“Esta es una excelente oportunidad para que, como pueblo, apoyemos a los pequeños y medianos comerciantes durante esta época tan esperada por muchos al adquirir regalos de manera segura, rápida y siguiendo los correspondientes protocolos de salud”, indicó Laboy Rivera.

El ejecutivo admitió que estos pasados meses han sido complicados en términos económicos para este sector, debido a los ajustes operacionales para evitar la propagación del Covid-19.

“Ahora tenemos la oportunidad de consumir los productos y servicios de alta calidad disponibles por parte de las empresas puertorriqueñas. Comprar al local es invertir directamente en nuestro pueblo y se traduce en retención de empleos e impulsar futuras inversiones”, añadió.

Con ello coincidió Elliot Pacheco, presidente de Empresarios Por Puerto Rico —cuyos socios emplean sobre 50,000 personas y aportan unos $4.5 billones a la economía— quien reconoció que este año ha sido uno de grandes retos y adaptaciones continuas.

reportera