Cruceros

Tras poco más de un año de haberse detenido la actividad crucerista a consecuencia de la pandemia de covid-19, EL VOCERO confirmó que la Bahía de San Juan comenzará a recibir barcos cruceros a partir de agosto con la llegada del Symphony of the Seas, de la línea Royal Caribbean.

De acuerdo con el director ejecutivo de la Autoridad de los Puertos, Joel Pizá Batiz, el gobierno local se mantiene en negociaciones con Royal Caribbean para que la empresa pueda iniciar operaciones en la Isla el próximo 11 de agosto.

“Nos estamos reuniendo cada semana y media con la empresa para finiquitar los detalles del acuerdo que estaremos firmando. Estamos muy adelantados en las negociaciones con Royal Caribbean. El Symphony of the Seas iniciará un itinerario normal con pasajeros en Puerto Rico”, afirmó el funcionario.

El acuerdo marcaría la reactivación de la industria de cruceros local, uno de los principales motores económicos de la Isla. De acuerdo con datos provistos por la Compañía de Turismo de Puerto Rico (CTPR), este sector representa cerca de $26 millones a $30 millones anuales para el gobierno. En 2019, Puerto Rico recibió un récord de 1.8 millones de pasajeros en cruceros que inyectaron sobre $214.5 millones a la economía en general, según los datos de la agencia.

“Todavía estamos en las etapas finales del acuerdo, pero ya sabemos que el Symphony of the Seas iniciará con entre un 50% a un 60% de capacidad. Llegará a un poco más de la mitad de su capacidad a la Isla”, acotó Pizá.

Agregó que la empresa también interesa incluir a San Juan en el itinerario del Serenade of the Seas para septiembre y establecer un puerto base en la Isla previo a que culmine el año. A pesar de que no reveló cuál sería el barco que se establecería en Puerto Rico, fuentes de este rotativo aseguran que podría tratarse del Vision of the Seas, cuyo puerto base estaba en Barcelona.

De ser así, la movida del barco a la Isla representaría el regreso de un puerto base de Royal Caribbean. En febrero del pasado año -previo al inicio de la pandemia- la compañía reubicó el puerto base del Freedom of the Seas a las Bermudas tras varios años de estar operando en Puerto Rico, lo que supuso pérdidas estimadas en $13.5 millones, según Puertos.

Asimismo, Pizá detalló que también recibirán paradas técnicas de dos barcos de Norwegian Cruise Line, el 9 de junio y 5 de julio, respectivamente. “Serán paradas de más de 10 días cada una. Serán para poder abastecerse de combustible y suministros, así como vacunar a sus tripulantes en la Isla. Estas vacunas (contra el covid-19) no serán suministradas por el Departamento de Salud, sino por una farmacia privada”, dijo.

Pizá reconoció que esto también activa la economía porque los tripulantes van a comprar comida, la empresa comprará combustible, se van a vacunar y pagan al gobierno por el puerto.

“Tienen estrictos protocolos para esas personas que llegarán a la Isla. Se le harán tres pruebas (de detección de covid-19) y estarán en aislamiento. Solo si dan negativo en las tres pruebas podrán bajarse”, apuntó.

Según explicó, cada barco de Norwegian traerá a la Isla entre 1,500 a 1,900 tripulantes y el impacto para Puertos será de $20,000. “Usualmente los barcos pagan $9,000 al día, pero esa cantidad era muy onerosa tomando en consideración la situación. Pudimos enmendar el tarifario para este tipo de atraques de mantenimiento”, agregó.

El titular de Puertos hizo hincapié en que la reactivación de los cruceros en Puerto Rico se está haciendo de acuerdo con las disposiciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés). Señaló que los barcos que garanticen que los pasajeros estén 95% vacunados y la tripulación en un 98% podrán navegar sin hacer viajes de práctica, lo que sucede con Royal Caribbean.

“Se ha estado rumorando mucho que Puerto Rico, al estar en un nivel 4 de contagios, no podrá recibir cruceros y eso no es correcto. Estas alertas son recomendaciones del CDC, pero no afectan o condicionan la operación de los barcos cruceros. Hemos estado en comunicación con el CDC y estamos a la par con el marco legal”, puntualizó Pizá.

Clave el rol de la Isla

Kelly Craighead, presidenta y principal oficial ejecutiva de la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA, por sus siglas en inglés), reconoció en entrevista previa con EL VOCERO que Puerto Rico es un destino sumamente importante para el sector de cruceros, pues atrae a sobre 1.6 millones de viajeros.

 Sostuvo, además, que estos visitantes, incluyendo los cientos de miles de viajeros que vuelan específicamente a Puerto Rico para vacacionar en cruceros, apoyan casi 4,000 empleos directos y $56 millones en salarios directos.