finance concept

 

La venta de 971 residencias nuevas y existentes durante el mes de junio de 2020, representa un aumento de 39% al compararse con el mes anterior, que reflejó un total de 597 unidades y un alza de 67% comparado al mes de marzo cuando hubo solo 324 ventas, según las estadísticas de la Oficina del Comisionado de Instituciones Financieras (OCIF).

A pesar de la situación sanitaria que ha causado la pandemia de Covid-19, la crisis de salud no ha afectado los intereses hipotecarios que continúan en niveles muy bajos, lo que muchas familias están aprovechando para adquirir una propiedad como su hogar.

“Siguen los intereses bien bajos, pueden comenzar —depende de cada caso— en 2.75% en préstamos FHA para personas con buen crédito, o 3.25%, 3.50%. Al haber muchas propiedades saldas, los vendedores pueden negociar los precios de las casas. Se estima que debe haber en Puerto Rico cerca de 700,000 casas saldas y —según las estadísticas de OCIF— a diciembre de 2019 había 364,338 hipotecas”, explicó Pedro “Peter” Torres, presidente de la Asociación de Banca Hipotecaria.

En el mes de julio se vendieron 83 residencias nuevas y 888 usadas, cifra que evidencia la demanda que existe y la falta de construcción de nuevos proyectos.

“Hay poco inventario de vivienda nueva y las que hay son de precios altos, mientras que hay muchas casas usadas para la venta que son más económicas. También se están haciendo los ‘short sale’, que es cuando una propiedad debe más de su valor actual en el mercado y se le hace una oferta al banco”, informó Torres.

Por su parte, Caridad Quiroga, presidenta de la Asociación de Corredores de Bienes Raíces, dejó saber que aunque todavía no hay estadísticas certeras, el mes de julio también va muy bien en cuando a la venta de propiedades residenciales, lo que según su parecer, se debe en parte a las ayudas del gobierno local y federal.

“La gente está aprovechando los incentivos económicos que están recibiendo, porque pueden tener un mejor pronto para la compra de su residencia. Estas son las personas a quienes no se les ha afectado su trabajo y siguen generando los mismos ingresos”, comentó Quiroga sobre la población que ha estado comprando residencias durante la emergencia de salud.

“A comienzos de año estábamos muy bien, pero esta situación de salud afecta la economía y el deseo que comprar. Algunas personas se aguantan, porque le da miedo la incertidumbre de lo que está pasando. En época de elecciones, regularmente la venta de propiedades es más lenta, pero este año eso no está afectando. También estamos viendo que muchas personas que se fueron luego del huracán María, están regresando a la Isla y comprando casas. Hay mucho movimiento en la venta de bienes raíces a pesar del Covid-19”, aseguró la presidenta.

Tags