Hospital

La crisis por la pandemia de coronavirus (Covid-19) sigue socavando las finanzas de la industria hospitalaria del País y ha provocado —en los pasados cinco meses— pérdidas ascendentes a $436 millones.

De prolongarse el encierro, sin que llegue ayuda federal adicional para mitigar el impacto de la pandemia —que puede extenderse hasta finales de diciembre e incremente el temor al contagio entre los pacientes— el sector hospitalario privado puede enfrentar pérdidas cercanas a los $1,000 millones, según un estudio reciente realizado por la firma Birling Capital.

Del estudio —al que tuvo acceso EL VOCERO— se desprende que de continuar la situación actual hasta diciembre, al menos 30 hospitales tendrían que reducir drásticamente operaciones y cerca de 15 se verían forzados a cerrar de forma permanente. Ya en los EE.UU. al menos 32 hospitales han cesado operaciones.

En el período comprendido entre el 15 de julio al 15 de agosto de 2020, los hospitales de Puerto Rico han perdido $70.8 millones o $2.35 millones por día, logrando cubrir —hasta el momento— solo un 65% del nivel óptimo de utilización.

Armando Rodríguez, presidente y principal oficial ejecutivo de HIMA San Pablo, reconoció que actualmente la caída en ingresos de los hospitales no está relacionada a la orden ejecutiva impuesta por el gobierno por el Covid-19, sino al miedo a contagiarse que tienen los pacientes, quienes no acuden a los hospitales para visitas o procedimientos rutinarios y cuando llegan a la sala de emergencias ya presentan una situación crítica.

“Bajo la nueva orden ejecutiva, lo importante es que las personas cumplan con los protocolos. En la actualidad estamos muy lejos de que el Covid-19 se convierta en algo endémico. Los hospitales estamos cumpliendo a cabalidad con todos los protocolos de higienización y salubridad. Los pacientes no tienen nada que temer. Aquí lo importante es seguir las reglas, porque estamos viendo que la parte crítica está en el área metropolitana, principalmente San Juan y Bayamón”, afirmó Rodríguez.

Según ha ido avanzando el manejo del virus —para el cual no existe una vacuna— los estimados de costo por paciente han aumentado. Hace poco más de tres meses la entidad sin fines de lucro y con sede en Nueva York, Peterson Center on Healthcare y la Kaiser Family Foundation, realizaron un estudio que proyecta el tratamiento para casos graves de coronavirus a un costo por encima de los $20,000. Indicaron que el gasto de bolsillo para los pacientes —en deducibles a los planes médicos— supera los $1,300.

 Con ello coincide Francisco Rodríguez, CEO de Birling Capital, quien sostiene que para repuntar económicamente los hospitales necesitan niveles de utilización por encima del 85%. “Sobre el 50% de los ingresos de los hospitales ocurre durante el día a través de los pacientes ambulatorios, sector que está cancelando sus visitas y tratamientos electivos”, expresó. 

reportera