Moke

La acogida de los Moke es tal que se alquilan todos antes del mediodia. >Suministrada

A diario se observa al turista local y extranjero paseando por lugares como Condado e Isla Verde abordo de los modelos Moke, autos eléctricos pequeños tipo ‘buggy’, que se han convertido en la nueva alternativa de transportación para visitar y disfrutar de las atracciones turísticas de San Juan.

Estos carritos compactos —que se recargan en cualquier enchufe de 110 voltios— solo pueden ser manejados en carreteras donde se permita una velocidad de hasta 40 millas por hora.

“Cuando vimos estos carritos por primera vez nos gustaron mucho. En Estados Unidos hay mucho auge en ciudades como Florida y California, donde su uso va más dirigido a los turistas. En Puerto Rico, los residentes han apoyado mucho su renta porque buscan cosas diferentes para hacer. Los trajimos a finales 2019, pero por todo lo que ha pasado no pudimos moverlos hasta que llegamos a un acuerdo para rentarlos”, explicó Carlos Suárez, presidente de Eco Cars, distribuidor que representa en la Isla a Moke America Puerto Rico.

Los Mokes comenzaron a rentarse en el verano de 2020, pero en los últimos meses ha aumentado el interés y la curiosidad de la gente para recorrer las zonas turísticas como El Viejo San Juan, Piñones, Condado e Isla Verde, entre otras.

“Se alquilan por cuatro horas y tienen cuatro asientos con sus cinturones, pero no tienen ‘air bag’ para su seguridad. Corren solo hasta 25 millas por hora, por lo que no se permiten en las avenidas. De hecho, le avisamos al cliente cuando lo renta que los carritos tienen un GPS y que si los corren por carreteras no permitidas, nos quedamos con el depósito. No pueden correrlos en lugares como la avenida Baldorioty de Castro”, resaltó José Martínez, presidente de Charlie Car Rental, donde se alquilan estos vehículos de motor.

Según explicaron ambos empresarios, estos modelos —que vienen en diferentes colores— son alquilados por personas de todas las edades, aunque especificaron que para usarlos deben tener más de 21 años, además de poseer licencia de conducir y una tarjeta de crédito.

“Mayormente los alquilan los jóvenes entre 21 y 30 años, pero vienen personas de diferentes edades, turistas y residentes locales. Se les entrega el auto con un bastón para que no se lo roben”, agregó Martínez.

Entre los atractivos de estos autos, indicó que tienen radio, compartimiento para guardar pertenencias y hasta cámara de reversa.

La empresa de alquiler tiene ocho unidades disponibles, pero ya evalúa ampliar la flota para atender a los turistas que lleguen en crucero una vez vaya pasando la pandemia de covid-19.

“Cuando comiencen a llegar los barcos cruceros iremos aumentado la flota de Mokes a 20 unidades. Estos carritos —que tienen una batería que dura entre cuatro y cinco horas— están teniendo una excelente acogida. Todos los días se alquilan antes del mediodía”, informó Martínez.

Los modelos eléctricos también están disponibles para la venta, ya que los puertorriqueños los están utilizando para uso personal y para las mismas funciones de los carritos de golf. Sus precios fluctúan entre $18,975 y $22,000, dependiendo de los accesorios que se elijan.

“Tenemos varios carros en inventario, pero también se ordenan al gusto de los clientes. Ahora contamos con varias órdenes. Nuestras expectativas son ampliar el mercado en toda la Isla una vez volvamos a la normalidad”, puntualizó Suárez.

Tags