banca

>Josian E. Bruno Gómez/EL VOCERO

Aunque la consolidación del sector financiero ha ido reduciendo la presencia de bancos en Puerto Rico, los tres locales que trafican en el mercado bursátil mantienen un sólido desempeño, que se ha intensificado en el último año.

Los tres bancos con presencia en bolsa, Banco Popular, FirstBank y Oriental Bank, mantienen una capitalización bursátil de $8,950 millones, alrededor de un 10% por encima de la capitalización de los pasados años.

En el caso de OFG Bancorp (NYSE:OFG), compañía matriz de Oriental Bank, su capitalización bursátil alcanza los $1,223 millones. Este banco inició el año promediando el valor de sus acciones en los $16.63, al cierre de ayer, cotizaban $23.90 por acción, cifra superior a lo que cotizaban al cerrar 2018, $16.46 y muy superior al mismo periodo del año pasado, cuando cotizaban los $14.70 por acción.

En las pasadas 52 semanas, Oriental ha estado cotizando entre los $14.33 a los $24.95. En este banco se estima la continuidad de su tendencia alcista, tras la reciente transacción donde adquirieron los activos de Scotiabank.

En tanto, First BanCorp, matriz de FirstBank (NYSE:FBP), mantiene igual tendencia al alza. Al cierre de ayer, su capitalización bursátil alcanzaba los $2,351 millones, manteniendo un valor por acción de $10.96, y había comenzado el 2019 con una cotización de $8.54 por acción. En las pasadas 52 semanas el valor de sus acciones se mantuvo entre los $7.59 hasta los $11.94, habiendo cerrado el año 2018 en $8.60 la acción. Asimismo, si se compara con el mismo periodo de 2018, la tendencia es en alza también. Para la misma fecha del mes de julio 2018, las acciones de FirstBank cotizaban los $8.00.

En torno a Popular Inc., matriz de Banco Popular (NASDAQ:BPOP), el patrón de crecimiento en su valor se repite. La institución cuenta con una capitalización bursátil de $5,380 millones, manteniendo, al cierre del mercado, un valor por acción de $55.77. En las pasadas 52 semanas, los precios de las acciones del banco se mantuvieron entre los $55.55 hasta los $56.22 por título, habiendo cerrado 2018 en $47.22. Si se compara con el mismo periodo de 2018, los títulos en ese entonces figuraban en los $46.56, lo que representa un alza de 19% en el valor de sus acciones.

El economista Santos Negrón adjudicó la tendencia a la percepción de recuperación, producto de la llegada de fondos federales, así como al dinero que ha circulado producto del pago de las aseguradoras y otros fondos de ayuda que han llegado al País. “Suele ser normal que se sostengan niveles de ganancias más altos ante una expectativa de fondos federales, que traerán consigo nuevos proyectos. Si vemos las estadísticas de cierres del año fiscal, vemos que terminó con alzas en todos los niveles, ventas al detal, recaudos, empleos, entre otros, lo que demuestra fortaleza y recuperación y eso genera expectativas positivas que se reflejan en los mercados”, analizó el economista.

Acorde con Negrón esta expectativa deberá mantenerse por los próximos cuatro a cinco años y después de esa bonanza entiende que los mercados irán ajustando las expectativas.

Asimismo, Zoimé Álvarez Rubio, vicepresidenta ejecutiva de la Asociación de Bancos de Puerto Rico, sostuvo que “el alza y baja en el comportamiento bursátil de los bancos locales generalmente se atribuye a factores de la economía. Las tendencias positivas van ligadas estrechamente con las expectativas de recuperación económica de la Isla”.

Realidad de la industria

Una vez se apruebe la transacción de compraventa entre Oriental y Scotiabank (NYSE: BNS) el mercado local de instituciones financieras se habrá consolidado todavía más, y la Isla quedará con una reducida presencia de banca internacional, así como local.

Sin embargo, analistas consultados anteriormente, sostienen que esto tiene el efecto de aumentar la fortaleza de los bancos que se mantienen en operación.

La consolidación se ha registrado de manera notable desde 2010, cuando se produjo el cierre de tres bancos asistido por la FDIC: Western Bank, Eurobank y RG Premier Bank. En 2012, se produjo otra ronda de cierres, con la salida de la Isla del Banco Bilbao Vizcaya. En 2015, se produjo el cierre de Doral Bank. Con dichos cierres, la Isla redujo la presencia de banca extranjera a Santander, del cual fuentes han indicado que tendría un comprado para su operación local, y también opera en Puerto Rico una sucursal de Banesco.

reportera