ventas

A menos de un mes para el inicio del curso escolar, las ventas han comenzado muy tímidas, un comportamiento que no es extraño para los comerciantes -que anticipan una merma general- debido a la reducción de estudiantes por la migración, a la competencia de las compras por Internet, y cierto auge en la producción de libros digitales.

Para el nuevo año académico que empieza en agosto se espera la misma tendencia de los pasados cinco años, con reducciones entre 5% y 25%, lo cual ha obligado a una reinvención constante de los negocios para reducir el golpe a sus finanzas. Algunos establecimientos celebran que han conseguido cierta estabilidad este año, luego de ajustes y cambios en toda la operación de sus establecimientos.

En medio del entorno económico de la Isla, competir se ha convertido en una gestión cada vez más difícil, ya que –entre otras cosas, se ha perdido la exclusividad de marcas. Esto deja menos espacio para los que se especializan en efectos escolares, ya que –prácticamente- cualquier artículo se encuentra igual en farmacias como en tiendas por departamentos.

La estrategia más utilizada por el comercio ha sido la diversificación, y esto les ha permitido a entrar en categorías de artículos que antes no trabajaban, y un mismo establecimiento puede vender desde uniformes, bultos, libros y todo lo necesario para el regreso a clases.

El presidente del Centro Unido de Detallistas (CUD), Jorge Argüelles mencionó que le llama la atención que este año hasta los esfuerzos promocionales y los especiales están silenciados. “Hay menos estudiantes, por ende, menos compras. La gente está mucho más cautelosa a la hora de hacer sus compras y todo eso impacta las ventas”, expresó.

Se ajustan y diversifican las librerías

Wilfredo Cabán, de la Librería Contemporánea en Bayamón, reconoció que la venta de libros escolares ha mermado y dijo que la baja de estudiantes, producto de la migración, es bien notable. Señaló que el consumidor anda en busca del ahorro, y para darles alternativas a los padres, han intensificado la compra y venta de libros usados y han incursionado en la venta de libros en línea, donde el consumidor desde la tranquilidad de su hogar hace su compra y la misma le llega a su casa por FedEx.

“Los pasados años hemos estado registrando merma en ventas de alrededor de un 5% por año, pero este año –al menos nosotros- estamos experimentando cierta estabilidad. Desconocemos si se debe a que algunas de esas familias que se fueron están regresando”, comentó Cabán.

La reducción en ventas para las librerías en general ha sido de entre un 15% y 30%, en textos de todos los niveles educativos y universitarios. De acuerdo con los entrevistados, en el último año se ha registrado el cierre de tres librerías en Bayamón, tres en Río Piedras, una en Carolina y una en Mayagüez.

Algunas librerías han optado por ofrecer más títulos no escolares y así llegar a otros consumidores, y aunque la oferta de libros digitales ha crecido, se trata de un segmento muy pequeño aún.

Evo Giovannoni, propietario de la tienda de uniformes La Ideal, sostuvo que, en su caso, además de experimentar una reducción en ventas, ha sentido un trastoque en la logística para poder tener a tiempo la cantidad suficiente de productos para cumplir con la demanda de estudiantes que proceden de escuelas que han sido cerrada. Dijo que esto es frecuente, ya que la situación económica de la Isla, sobre todo luego del huracán, ha provocado el cierre de escuelas, tanto públicas como privadas.

“Tenemos que estar corriendo a buscar uniformes de una escuela en particular donde ha incrementado su población, tras el cierre de otra escuela. El año pasado fue muy difícil, donde las ventas cayeron por encima del 25%. Ya muchos padres optan porque sus hijos reúsen sus uniformes. Se trata de un consumidor mucho más cauteloso en sus gastos. Este año hay que ver cómo nos va. Pero el problema de esto es que, aunque las ventas no se efectúen, los costos operacionales se mantienen igual o aumentando, lo que nos resulta en un grave problema”, afirmó Giovannoni.

Destacó que ni las fechas de las ventas de regreso a la escuela sin el Impuesto de Ventas y Uso (IVU) resultan atractivas contrario a lo que sucedía en el pasado. Recomendó que se deben aumentar los días sin IVU en efectos escolares.

Con más competencia los “school supply”

En la categoría de “school supply”, el propietario de La Casa del Estudiante en Caguas y de Carolina School Supply, Rubén Figueroa, afirmó que en efecto se ha sentido una baja de hasta un 20% en las ventas de regreso a la escuela, lo que les ha obligado a diversificar el negocio, añadir manualidades y un amplio inventario de los personajes de moda. “Hoy contamos con un consumidor más cauteloso, por lo que siempre tenemos especiales para ofrecerle. Ante la venta del IVU era un gran atractivo, para ya ese furor de años atrás se ha disipado. Ahora se estudian muchos los precios y gastan mucho menos”, explicó.

Para Iván Báez, presidente de la Asociación de Comercio al Detal y director corporativo de Walmart Puerto Rico, por ahora las ventas están moderadas, y esperan mejor tráfico de clientes hacia las últimas dos semanas de julio.

“No se ve una reducción en ventas tan marcada en nuestras tiendas. La migración ha tenido su efecto, pero entiendo todavía es muy prematuro para ver la tendencia de este año, la cual estimo no deberá ser una boyante”, afirmó Báez.

reportera

(0) Comentarios

Welcome to the discussion.

Keep it Clean. Please avoid obscene, vulgar, lewd, racist or sexually-oriented language.
PLEASE TURN OFF YOUR CAPS LOCK.
Don't Threaten. Threats of harming another person will not be tolerated.
Be Truthful. Don't knowingly lie about anyone or anything.
Be Nice. No racism, sexism or any sort of -ism that is degrading to another person.
Be Proactive. Use the 'Report' link on each comment to let us know of abusive posts.
Share with Us. We'd love to hear eyewitness accounts, the history behind an article.