Apple-App Store

LONDRES- Apple flexibilizó las reglas para permitir que algunos desarrolladores de aplicaciones como Spotify, Netflix y editores digitales incluyan un enlace externo para que los usuarios puedan suscribirse directamente con ellos.

El fabricante de iPhone dijo el miércoles que hizo un pequeño ajuste a sus estrictas reglas de la App Store para desarrolladores de las llamadas aplicaciones de lectura, con el fin de resolver una investigación de los reguladores en Japón.

Esta era justamente una de las principales quejas de los creadores de apps, el requisito de Apple de que las suscripciones sólo se compraran a través de sus dispositivos, lo que permite a la empresa cobrar una comisión de hasta el 30%.

“La actualización permitirá a los desarrolladores de aplicaciones de lectura incluir un enlace dentro de la aplicación a su sitio web para que los usuarios configuren o administren una cuenta”, dijo la compañía. Las aplicaciones de lectura ofrecen revistas digitales, periódicos, libros, audio, música y video.

Los cambios entrarán en vigor a nivel mundial a principios de 2022.

La semana pasada, Apple acordó como parte de un acuerdo legal preliminar en Estados Unidos que a los desarrolladores de apps ya no se les prohibiría informar a los usuarios por correo electrónico sobre cómo pagar por servicios fuera de la aplicación. La empresa también enfrenta en Estados Unidos el resultado de una batalla judicial contra el fabricante de Fortnite, Epic Games, por las restricciones en las opciones de pago fuera de sus dispositivos móviles, así como el escrutinio antimonopolio de los reguladores de la Unión Europea sobre el tema.

Los cambios allanan el camino para que los desarrolladores puedan cobrar a los usuarios de otras formas y potencialmente privar a Apple de miles de millones de dólares en ingresos por comisiones.

Descontentos con dichas restricciones, empresas como Spotify y Netflix hacían que los usuarios pagaran las suscripciones directamente en su página web, pero como Apple tampoco permitía que las empresas informaran a los usuarios que podían hacer esto, la gente tenía que resolverlo por su cuenta.