Twitter

Associated Press

Elon Musk dijo a los anunciantes de Twitter que está comprando la plataforma social para “ayudar a la humanidad” y que no quiere que se convierta en un “infierno anárquico" donde se pueda decir cualquier cosa sin sufrir consecuencias.

El mensaje a los anunciantes fue publicado el jueves en Twitter un día antes de cumplirse el plazo para que Musk culmine su acuerdo de 44,000 millones de dólares para comprar la compañía de redes sociales y sacarla de las bolsas de valores.

“La razón por la que adquirí Twitter es porque es importante para el futuro de la civilización tener una plaza pública común, donde se pueda debatir una amplia gama de opiniones de manera saludable, sin recurrir a la violencia”, escribió Musk en un mensaje inusualmente largo para el multimillonario CEO de Tesla, quien normalmente proyecta sus pensamientos en tuits de una línea.

“Actualmente, existe un gran peligro de que las redes sociales se dividan en cámaras de eco de extrema derecha y extrema izquierda que generan más odio y dividen a nuestra sociedad”, continuó.

El mensaje refleja las preocupaciones entre los anunciantes, la principal fuente de ingresos de Twitter, de que los planes de Musk para promover la libertad de expresión al reducir la moderación del contenido abrirán las compuertas a una mayor toxicidad en línea y ahuyentarán a los usuarios.

Musk dijo a los anunciantes el jueves que quiere que Twitter sea “la plataforma publicitaria más respetada del mundo”. Opinó que debería ser “cálida y acogedora para todos” y permitir a los usuarios elegir la experiencia que quieren tener.

“No lo hice para ganar dinero”, agregó, aludiendo a sus planes para adquirir la plataforma. “Lo hice para tratar de ayudar a la humanidad, a la que amo. Y lo hago con humildad, reconociendo que el fracaso en la consecución de este objetivo, a pesar de nuestros mejores esfuerzos, es una posibilidad muy real”.

El plazo para cerrar el trato el viernes fue ordenado a principios de octubre por el Tribunal de Equidad de Delaware. Es el paso más reciente en una batalla épica durante la cual Musk firmó en abril un acuerdo para adquirir Twitter, antes de tratar de retirarse, lo que llevó a la empresa a demandar al CEO de Tesla para obligarlo a concretar el trato. Si las dos partes no cumplen con la fecha límite del viernes, el próximo paso podría ser un juicio en noviembre que probablemente lleve a un juez a obligar a Musk a cumplir.

Sin embargo, Musk ha estado indicando que sí se cerrará el acuerdo en la fecha pactada. El miércoles visitó la sede de Twitter en San Francisco y cambió su perfil en la red a “Jefe Twit”.

Durante la madrugada, la Bolsa de Valores de Nueva York notificó a los inversionistas que suspenderá el comercio de acciones de Twitter antes de la campana de apertura del viernes, en previsión de que la compañía abandone los mercados bursátiles bajo la dirección de Musk.

Recibe más información sobre esta y otras noticias. Pulsa aquí si eres usuario de Android o de iPhone.