TikTok

 >Anjum Naveed/AP

TikTok y su compañía matriz, ByteDance Ltd., presentaron una demanda ante un juez federal en Washington para que impida a la Administración Trump promulgar una prohibición de la red social en Estados Unidos.

Trump se excedió en su autoridad, aseguró la empresa, y lo hizo por razones políticas más que para detener una “inusual y extraordinaria amenaza” para Estados Unidos, como lo exige la ley.

Además, TikTok declaró que la prohibición viola sus derechos de libre expresión garantizados en la Primera Enmienda a la Constitución estadounidense.

Las acciones de Trump “destruirían una comunidad en línea donde millones de estadounidenses se han reunido para expresarse”, sostiene la empresa.

La compañía afirmó que el Gobierno de Estados Unidos ha “ignorado las pruebas” que demuestran el compromiso de TikTok con la privacidad y la seguridad de sus usuarios estadounidenses.

En la demanda, TikTok dijo que ofrecía alternativas a la prohibición del presidente para abordar las preocupaciones de EEUU solo para que el Departamento de Comercio ordenara “la destrucción de TikTok en Estados Unidos”.

Las demandas que desafían las órdenes ejecutivas sobre seguridad nacional, típicamente enfrentan una batalla difícil, explicó James Dempsey, director ejecutivo del Centro de Ley y Tecnología de la Universidad de California en Berkeley, según es citado por Bloomberg.

“Las cortes generalmente no revisan las determinaciones del presidente en cuestiones de seguridad nacional”, comentó Dempsey.

El Departamento de Comercio de Estados Unidos informó que TikTok estaría prohibido a partir del 12 de noviembre, a menos que pudiera completar un acuerdo de adquisición que alivie las preocupaciones del Gobierno.

Asimismo, a partir del 20 de septiembre estará prohibida su descarga en las tiendas de aplicaciones móviles.

La Administración Trump también ordenó prohibir las descargas de la aplicación de mensajería china WeChat. Un grupo de usuarios estadounidenses demandó esa prohibición en un tribunal de California.

El secretario de Estado, Mike Pompeo, ha instado a las empresas estadounidenses a prohibir las aplicaciones chinas en sus tiendas de aplicaciones, en el marco de su guía Clean Network destinada a impedir que las autoridades de China accedan a los datos personales de los ciudadanos estadounidenses.

TikTok, una plataforma para crear y compartir vídeos cortos, ha crecido rápidamente en Estados Unidos, de unos 11 millones de usuarios activos mensuales en enero de 2018 a unos 100 millones, según se ha informado.