lanchas

El traspaso de la operación de las lanchas de Vieques y Culebra —a través de una Alianza Público Privada (APP)— a la empresa norteamericana HMS Ferries,no traerá alivio inmediato a los residentes de las islas municipio que llevan décadas sufriendo los desperfectos, retrasos y paralización del sistema de transporte.

Matt Miller, presidente de HMS Ferries, admitió que la empresa tardará al menos un año en lograr que las lanchas comiencen a operar como han prometido en el contrato con el gobierno, suscrito el pasado viernes.

Según se desprende del contrato, el gobierno debe utilizar los fondos federales que están por llegar para arreglar las lanchas y el muelle de Ceiba, bajo la supervisión y con la asistencia de la empresa HMS Ferries.

En entrevista con EL VOCERO, Miller aseguró que operarán con las lanchas que ya tiene la Autoridad de Transporte Marítimo (ATM) y que durante el primer año las repararán para que puedan cumplir con la promesa de realizar los viajes a tiempo.

“Mi preocupación principal cuando firmamos el contrato es que el sistema necesita muchas mejoras y los residentes de estas islas ya han sufrido mucho. Van a esperar que esto cambie de la noche a la mañana, pero un sistema tan deteriorado no va a cambiar de la noche a la mañana”, afirmó el ejecutivo. “Yo espero que para esta fecha el próximo año los residentes de las islas puedan ver una mejoría y comenzar a entender que esto es algo bueno y positivo. Lo más importante para nosotros es conseguir que los viajes salgan a tiempo. Cuando vean eso, creo que van a entender que esto es un buen cambio”, expresó.

De acuerdo con Miller, el contrato no les permite aumentar la tarifa ni cambiar el horario de viajes de manera unilateral.

La empresa tendría que presentar propuestas para estos cambios, pero la ATM tendría la palabra final. Miller adelantó que la ATM contempla un aumento en la tarifa, el cual no aplicará a los residentes de Vieques y Culebra.

Bajo las condiciones del contrato, a partir de 2023 el operador privado tiene la potestad de solicitar a la ATM y a la Administración Federal de Tránsito (FTA) un aumento de tarifa cada tres años. No obstante, al cabo de los 23 años de vigencia, el incremento no podrá sobrepasar los 50 centavos para el viaje a Culebra y 55 centavos para Vieques.

El mismo acuerdo cobija la operación del muelle, ubicado en los terrenos de la antigua Base Naval Roosevelt Roads, en Ceiba.

“No podemos cambiar las tarifas”, explicó. “Las tarifas son aprobadas por el gobierno. Entendemos que se está discutiendo aumentar esta estructura tarifaria para 2021, pero sería para las personas que no son residentes. Los residentes no van a ver un cambio. Podemos sugerir aumentos tarifarios al gobierno, pero no podemos cambiarlos”, señaló Miller.

HMS Ferries, afirmó, usa el mismo modelo para manejar otros sistemas de lanchas, incluyendo los de la ciudad de Nueva York.

Empleados de

ATM no retendrán sus plazas

Miller explicó que eventualmente la empresa comenzará a buscar empleados para operar las lanchas. Expresó que los puestos disponibles se informarán al gobierno, de manera que los empleados que los ocupan actualmente puedan solicitar las plazas si así lo desean, pero no la tendrán garantizadas.

De acuerdo con el empresario, estos empleados sí tendrán trabajo garantizado en el gobierno. Esto implica que de no ser contratados por HMS Ferries, el gobierno debe ubicarlos en otro puesto público.

“Una vez asumamos la dirección de las lanchas, vamos a buscar una tripulación y un equipo para operar los muelles. Vamos a informar al gobierno que tenemos esas plazas para que los empleados puedan solicitarlas, si les interesan”, indicó. “ATM les asegura que si no los contratamos nosotros, tienen garantía de empleo en el gobierno y no van a perder sus trabajos”, añadió.

Estas determinaciones se toman tras dos años licitando, que finalizaron cuando la Autoridad para las Alianzas Público Privadas (AAPP) firmó un contrato de concesión de la operación y el mantenimiento —de estas lanchas, así como las de San Juan y Cataño— con la empresa HMS Ferries.

Según publicó EL VOCERO, el contrato tiene una duración de 23 años. La empresa recibirá un pago anual fijo de $25.7 millones en el primer año y luego los desembolsos serán de entre $31.1 millones y $37 millones. El contrato estipula una división de ganancias entre el gobierno y la empresa siempre que los ingresos sean más de $10 millones y los ahorros más de $17 millones anuales.