Toyota

Al declararse la pandemia, al igual que otros segmentos de la economía, la industria automotriz vivió momentos de gran incertidumbre, pero según George Christoff, presidente de Toyota de Puerto Rico, “la empresa se aferró al trabajo que ha realizado durante décadas, poniendo al cliente primero, brindando un servicio de clase mundial, estableciendo relaciones duraderas y proporcionando los mejores vehículos del mundo”. Como resultado, Toyota de Puerto Rico cerró 2020 con fuerza, con ventas que superaron las expectativas a pesar de la pandemia que ha devastado la economía global.

“Fueron tiempos duros, de grandes desafíos, pero nunca dudamos de que podíamos prosperar”, dijo Christoff, quien aseguró que “las fuertes alianzas entre nuestros socios de negocios y concesionarios fueron fundamentales para remar en la misma dirección en las turbulentas aguas, cuyo resultado se reflejó en el informe de ventas de fin de año. Trabajamos juntos para superar la crisis y eso fue clave”, aseguró el Ejecutivo.

Toyota de Puerto Rico reportó ventas a fin de año de 26,537 unidades de Toyota y Lexus, sin contar ventas de flota. Toyota continúa como la marca número uno en la industria automotriz en Puerto Rico con un 30.1% de participación de mercado. Los autos más vendidos fueron los favoritos de los puertorriqueños, el Yaris y la familia Corolla, que combinados son los líderes en el segmento subcompacto con el 38.3% del mercado.

Toyota también lidera el segmento de SUV con la C-HR, RAV4, Highlander, 4Runner y el nuevo Venza, al conquistar el 28.6% del mercado de SUV que no son de lujo. Asimismo, Tacoma y Tundra encabezan el segmento de pickups con el 36.2% del mercado. “Al observar el desempeño de las ventas de RAV4 y cómo las ventas del modelo son más fuertes que las ventas totales de otras marcas, RAV4 podría considerarse la quinta marca en términos de ventas locales”, dijo Christoff.

En el segmento de lujo, Lexus resultó ser la tercera marca más querida, con el 1% del mercado. IS, ES y NX lideran las ventas con 9.4%, 9% and 7.9%, respectivamente.

“Aunque en muchos sentidos queremos olvidarnos del 2020, para Toyota ha sido un gran cierre de un año difícil”, destacó.

Otro elemento optimista de las ventas de 2020 fue la cantidad de vehículos híbridos que salieron de los concesionarios. Con los nuevos y completamente híbridos Venza y Sienna, este tren motriz se ha convertido en una prioridad para la marca y también es cada vez más importante para los consumidores. Toyota vendió 985 unidades, lo que representa el 3.7% de las ventas de la marca, siendo RAV4 HV, Corolla HV, Highlander HV, Venza y Sienna los modelos más populares.

Elevar los estándares con protocolos de salubridad para que los clientes se sientan protegidos dentro de la pandemia, así como crear ofertas llamativas, fueron elementos vitales para incrementar las ventas, dijo Christoff, quien aseguró que el compromiso de la marca con la seguridad, confiabilidad y la calidad de sus vehículos es más fuerte que nunca.

“Toyota mantiene el liderazgo del mercado y estamos agradecidos por la confianza de nuestros clientes. Este año continuaremos elevando nuestros estándares y trabajando de la mano con nuestros socios de negocios y concesionarios para seguir sirviendo a nuestros clientes. Este año estamos más optimistas y con más ganas de trabajar”, reiteró.