Trump

Con la firma del presidente Donald Trump, durante la tarde se hizo realidad la aprobación del paquete económico más grande en la historia de los EE.UU., ascendente a cerca de $3,000 billones.

“El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, acaba de firmar este proyecto que incluye a Puerto Rico. Espero que la ayudas lleguen y que nuestra gente pueda recibir los fondos para los pequeños y medianos negocios, además del cheque para cada individuo”, reaccionó desde Washington D.C Jenniffer González Colón, comisionada residente., durante un vídeo frente al Capitolio posteado en su página de Facebook.

La Ley Coronavirus Aid, Relief, and Economic Security Act (CARES Act), tercera legislación federal en relación con el Coronavirus, inyectará $2.2 billones a la economía estadounidense.

"Quiero agradecer a republicanos y demócratas por unirse, dejar a un lado sus diferencias y poner a Estados Unidos primero. Esta legislación le brindará ayuda urgente a las familias, trabajadores y empresas de nuestra nación. De esto se trata todo esto", dijo el mandatario durante la ceremonia en la Oficina Oval de la Casa Blanca a la que no fue invitado ningún representante demócrata.

La Ley CARES garantiza que todos los ciudadanos en Puerto Rico sean tratados por igual bajo las subvenciones federales y los beneficios incorporados en este proyecto de ley que intenta mitigar el impacto económico que ha provocado la pandemia.

“Puerto Rico ha estado en un ‘lockdown’ desde el 15 de marzo y más de 48 mil personas han perdido sus empleos. La Ley proporciona fondos para nuestros programas de asistencia nutricional y atención médica. Contamos con la infraestructura de una gran fuerza farmacéutica y laboral calificada y experimentada, que está lista para aumentar y entregar medicamentos y dispositivos cuando esté respaldada por la Ley de Producción de Defensa. Necesitamos reconstruir nuestra fuerza laboral estadounidense en un territorio doméstico”, expresó la comisionada residente.

Los cheques

Toda persona con un seguro social válido que sea residente de Estados Unidos, cualifica para recibir el cheque del gobierno federal. No tiene que haber radicado planillas, ni haber tenido ingresos. Incluye trabajadores del sector privado y público de todos niveles, desempleados, retirados, pensionados, veteranos, trabajadores por cuenta propia, contratistas, beneficiarios de asistencias públicas, trabajador agrícola, etc.

Cada persona recibirá un solo cheque de $1,200 por individuo o $2,400 por pareja que rinda junta en su planilla, más $500 adicionales por cada menor de 18 años o menos. Para recibir dicha compensación el individuo debe devengar hasta un máximo de $75 mil al año o $150 mil por pareja. Estos ingresos están basados en la contribución sobre ingresos federal reportada en 2019 o 2018, y si alguien no sometió su planilla en estos años, se usará su récord del seguro social.

Una vez firmada la ley, el Departamento del Tesoro Federal creará el reglamento que determinará los detalles específicos de términos, fechas y pasos a seguir para la emisión del pago y el Departamento de Hacienda de Puerto Rico deberá presentar su plan de trabajo para esta gestión. Los cheques, aunque se ha dicho que podrían salir el 6 de abril y 18 de mayo, este detalle no está en la ley, por lo que depende de la determinación final del Departamento del Tesoro.

Beneficios para Puerto Rico

Un total de $3,000 millones se asignaron a Puerto Rico, Washington D.C. y demás territorios, además de $200 millones para el PAN y $400 millones en fondos para FEMA. Estos se dividen en $100 millones en equipos de protección personal, suministros y reembolsos a bomberos, $100 millones para la preparación de emergencias y $200 millones para refugio, alimentos y servicios de apoyo a través de organizaciones de servicios locales.

Para los pequeños y medianos negocios se incluyen $562 millones en préstamos de Small Business Administration (SBA), subvenciones para la condonación de préstamos a negocios y organizaciones sin fines de lucro, para mantener el pago de gastos como alquiler o hipoteca y luz y agua, entre otros, así como subvenciones de emergencia de hasta $10,000 para cubrir costos de operación. Los préstamos existentes de SBA tienen seis meses de pagos cubiertos.

Para la Guardia Nacional habrá un fondo de $1,500 millones, $850 millones para la compra de equipos de protección personal, suministros médicos y pago de horas extras a la Policía y agentes de corrección.

 Para los aeropuertos está disponible un fondo de $10,000 millones en ayudas para lidiar con la disminución en los viajes aéreos. También hay ayudas dirigidas a programas de desarrollo empresarial rural de $20.5 y un total de $25 millones para el Programa de Aprendizaje a Distancia, Telemedicina y Banda Ancha debido a las prácticas de distanciamiento social.