Aeropuerto

>Josian E. Bruno Gómez / EL VOCERO

El Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín se sumará a la lista de más de 500 aeropuertos alrededor del mundo donde la plataforma de transporte Uber mantiene operaciones, tras alcanzar un acuerdo con el gobierno y Aerostar Airport Holdings luego de varios años de negociaciones y disputas con los taxistas.

La empresa —que entró al mercado boricua en 2016— tenía previamente acceso limitado al aeropuerto y solo podía entregar pasajeros en los puntos de abordaje, pese a que el nuevo Código de Reglamentos del Negociado de Transporte y Otros Servicios Públicos (NTSP) —que les permite operar a cabalidad en el aeropuerto— fue aprobado en mayo de 2018.

Gabriel Gutiérrez, gerente general de Uber para Panamá y el Caribe, indicó a EL VOCERO que las negociaciones fueron complejas e involucraron a diversos representantes de la industria de transporte. “El acuerdo tardó porque varios sectores estuvieron involucrados con el objetivo común de velar por que se ofrezca en Puerto Rico el mejor servicio de transporte posible. Fueron conversaciones que avanzaron poco a poco, pero que están en línea con las estrategias de Uber en los aeropuertos”, detalló.

El ejecutivo explicó que las áreas designadas para el recogido de pasajeros serán los terminales A y B y que los usuarios de la plataforma pagarán un recargo fijo de $3 por utilizar el servicio desde el aeropuerto, que se suma a la tarifa tradicional calculada a base del tiempo, distancia y horario. “El recargo establecido es el mismo que pagan los demás que también recogen pasajeros”, aclaró.

Destacó que poder recoger pasajeros en el aeropuerto representa una oportunidad única para la Isla por los múltiples beneficios que ofrecen a los usuarios, especialmente a los turistas. “Con presencia en más de 700 ciudades a nivel mundial, ya muchos usuarios están familiarizados con la plataforma de Uber y confían en ella. La iniciativa inserta a Puerto Rico en una tendencia global en la cual cada vez son más las opciones de transportación y movilidad en los principales destinos internacionales. También aporta a la actividad económica de este sector”, puntualizó.

“Puerto Rico es un referente en términos turísticos y este acuerdo lo hace aún más competitivo porque le facilita al turista su movilidad. Confirmamos nuestro compromiso con la Isla y nos entusiasma poder operar de forma más completa y en igualdad de condiciones con los demás segmentos que operan en el aeropuerto”, añadió Gutiérrez.

Actualmente, Uber tiene presencia en más de 700 ciudades en 78 países del mundo. En Puerto Rico, mantienen una base de 175,000 usuarios y 4,000 socios conductores, además del servicio de entrega de comida Uber Eats, que opera desde finales de 2018 y que ha tenido buena acogida entre los clientes locales de la empresa.