Ventas

Analistas del sector comercial consultados por EL VOCERO coincidieron en que el incremento en ventas que se ha estado registrando en la Isla por los pasados 14 meses, es una burbuja en transición que comenzará a desinflarse tan pronto como al inicio del año 2022.

La razón principal identificada para la reducción es la culminación de las ayudas y estímulos federales entregados directamente a las personas. Los consultados cuestionan la veracidad de los datos de crecimiento registrados hasta ahora, ya que entienden que no descuentan la inflación, a la vez de que la comparación se hace con el 2020, un año atípico por el impacto general provocado por la pandemia de covid-19.

Para la economista Chantal Benet, esta ventana de grandes ventas pudiese cerrarse antes del inicio del 2022, acorde con el comportamiento de los consumidores.

“Si utilizaron esas ayudas para ahorrar y pagar deudas, probablemente exista una expansión hasta noviembre y diciembre, porque queda un dinero discrecional. Pero de no haber sido así, ya prontamente se acaba el dinero y lo que tengan será utilizado para cosas esenciales”, señaló.

No descartó que para principios del año que vienen se comience a experimentar contracción en las ventas al detal en todos los renglones. “Los comerciantes tienen que prepararse porque se trata de una burbuja mundial, ya que los aumentos en ventas registrados no son sostenibles por mucho más tiempo”, abundó.

Aunque admite que hay mucho dinero federal que comenzará a desembolsarse, entiende que no tendrá el mismo impacto que las ayudas pandémicas, porque son fondos que no van directamente a la persona, sino a las obras de reconstrucción del País.

El economista José J. Villamil, considera que el efecto de las ayudas federales —como la Asistencia por Desempleo Pandémico (PUA, por sus siglas en inglés), pudiese seguir impulsando las ventas hasta finales del año, pero proyecta un colapso para el año que viene.

Sector comercial

Para el presidente del Centro Unido de Detallistas (CUD), Jesús E. Vázquez Rivera, los números son ficticios y aseguró que los verdaderos datos que reflejen la realidad de la Isla se van a evidenciar a inicios del año que viene, cuando ya no quede nada del dinero federal que entró a los hogares.

“La burbuja va a explotar muy pronto. Ya el dinero ahorrado va mermando y pronto comprarán solo cosas esenciales, donde veremos ventas muy por debajo a las de este año”, afirmó Vázquez.

El ejecutivo entiende que la situación se pondrá más difícil ante el problema mundial en la cadena de suministro —consecuencia de la falta de personal y materia prima— y los problemas de transportación marítima, asuntos globales que afectan a la Isla y que entiende se agudizan con los conflictos internos en los muelles y en la transportación terrestre.

Mientras que para Iván Báez, presidente de la Asociación de Comercio al Detal, los datos sólo reflejan la estabilización de las ventas al detal bajo las circunstancias de no tener la emergencia de covid-19.

“No podemos comparar peras con chinas. En el 2020 gran parte de los negocios operaron con limitaciones de capacidad y se registraron reducciones totales en ventas ascendentes a los $2,000 millones. Venimos de un ‘lockdown’, no se puede tener memoria corta. Estas ventas registradas tienen que ver directamente con los fondos federales adicionales y el aumento en las ayudas del Programa de Asistencia Nutricional (PAN). Todos esos elementos se combinaron”, detalló Báez tras coincidir con el impacto a la Isla ante los problemas que se suscitan en la cadena de distribución.

Informe de ventas

La más reciente encuesta de Ventas al Detal realizada por el Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC), reflejó que en el mes de julio de 2021 se registraron ventas ascendentes a $3,311 millones, lo que representa un alza de 11.7% en comparación con el mismo mes en el año 2020. Mientras, el valor acumulado de las ventas al detalle durante los primeros siete meses del año calendario 2021 —enero a julio— presenta un aumento de 30.8%, comparado con el mismo periodo del año calendario 2020. Durante el periodo del año 2021, las ventas han alcanzado la cifra de $21,358 millones.

El secretario del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC), Manuel Cidre, señaló que las ventas “del mes julio de 2021 muestran una tendencia positiva en términos del comportamiento por parte del consumidor. Esto es esperado dado el avance que Puerto Rico ha visto en el manejo de covid-19”.

Destacó que durante el periodo calendario de enero a julio de 2020 ocurrieron los eventos telúricos y el ‘lockdown’, lo que afectó transitoriamente la actividad económica y por ende la comercial, lo que incide sobre la tasa de crecimiento de este año calendario.

“La expectativa en el corto plazo es que esta tendencia continúe, pues aún falta por liberalizar las medidas por el covid-19, y a medida que esto ocurra, el consumidor estará más activo. Aunque la retirada paulatina de fondos federales frene la velocidad, la verdad es que esperamos que la tendencia continúe”, abundó el funcionario.

Los grupos comerciales con las mayores alzas reportadas fueron: tiendas de deportes, instrumentos musicales y de entretenimiento (+52.7%); gasolineras y tiendas de conveniencia (+46.1%); restaurantes y lugares de bebidas alcohólicas (+29.6%); tiendas de ropa (+26.7%); establecimientos de ventas de vehículos de motor nuevos y usados (23.9%); y distribuidores de combustible (+23.7%).

Los supermercados y tiendas de bebidas alcohólicas aumentaron el 19.2%, mientras que las tiendas por departamento y otros artículos misceláneos crecieron el 10.3%.

Entre los grupos que experimentaron la reducción más significativa, figuran las tiendas de artículos electrónicos (-23.9%), mueblerías (-14.9%) y farmacias y droguerías (-12.1%).

reportera