RH

UNo de los diez centros comerciales vendidos

Los administradores de centros comerciales, Retail Value Inc., salen del mercado inmobiliario minorista local tras acordar vender a Kildare Acquisitions sus propiedades comerciales en Puerto Rico, por un monto de $550 millones en efectivo.

Se estima que dicha transacción deba culminarse para el tercer trimestre del año en curso.

Acorde con los documentos presentados ante la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) RVI acordó vender a Kildare todos los activos restantes que poseían en Puerto Rico, entiéndase los 10 centros comerciales ubicados a lo largo de la Isla. Dichos activos representan aproximadamente 3.5 millones de pies cuadrados de área comercial.

Para la materialización el acuerdo, Kildare ya ha depositado $15 millones.

Las propiedades de RVI en Puerto Rico que fueron vendidas incluyen: Plaza del Sol y Plaza Río Hondo en Bayamón; Plaza del Norte en Hatillo; Plaza del Atlántico en Arecibo; Plaza Escorial en Carolina; Plaza Cayey; Plaza Fajardo; Plaza Isabela y Plaza Walmart en Guayama.

Previamente, RVI había vendido Plaza Vega Baja por $4.5 millones y el Señorial Plaza en Río Piedras, por $20.4 millones.

En torno a la transacción, el presidente de la Asociación de Centros Comerciales, Adolfo González, reconoció que RVI llevaba bastante tiempo intentando vender este porfolio de propiedades. Aunque no conoce a los compradores, está muy confiado en que las mejoras y el crecimiento de estos centros comerciales tendrá continuidad.

 “Se trata de excelentes propiedades comerciales. No tengo duda que la nueva empresa dará continuidad a los trabajos y mantendrá la operación actual”, apuntó González, al tiempo que aseguró desconocer de otras transacciones de esta índole que se estuviesen gestando en la Isla.