Occupation.

Aunque el mercado laboral se ha contraído y miles de puertorriqueños han quedado desempleados como resultado de la pandemia ocasionada por el coronavirus, buscar trabajo en medio de la crisis puede resultar complicado, pero también una oportunidad única para conseguir un buen empleo.

En la primera semana luego del cierre comercial, sobre 20,000 personas solicitaron la ayuda del desempleo que ofrece el Departamento del Trabajo y Recursos Humanos (DTRH). Desde la tercera semana de marzo hasta la segunda semana de junio, la cifra aumentó a más de 321,000 personas. Tres semanas después de la paralización, los reclamos aumentaron en 18,976, 25,246 y 21,161, respectivamente. Para el 4 de abril, el desempleo había alcanzado a las 66,000 personas.

A pesar de que la cifra continúa en aumento, Ariel Díaz, experto en recursos humanos, señaló a EL VOCERO, que no se ha registrado un incremento de personas buscando trabajo a la par con los números de desempleo. Este indicó que los incentivos y ayudas económicas han creado un ambiente de comodidad entre los desempleados, que puede representar una ventaja para los que estén buscando trabajo actualmente.

“Ahora mismo hay una ventaja bien interesante. Hay una serie de beneficios e incentivos económicos que mantienen a muchos en una zona de comodidad. No hay tanta gente saliendo al mercado a buscar trabajo. Este es el momento para las personas que realmente quieren buscar una buena oportunidad la consigan sin mucha competencia”, enfatizó Díaz.

Según datos oficiales del DTRH, hasta el pasado dos de julio se habían desembolsado $2,230,791,600 del Federal Pandemic Unemployment (FPUC), unos $145,994,627 del Pandemic Unemployment Assistance (PUA), $4,162,242 del Pandemic Extended Unemployment Compensation (PEUC) y $267,223,367 del Unemployment Insurance (Desempleo).

“Hay oportunidades de empleo disponibles. Recientemente, en Estados Unidos, de 14% que tenían de desempleo bajó a 12%. En Puerto Rico también ha comenzado a bajar. Hay muchas compañías reclutando personal. Indeed, por ejemplo, tiene 2,400 puestos publicados. Este momento histórico puede representar una ventaja de oportunidad. No será fácil, pero hay buenas oportunidades”, recalcó el experto.

Díaz explicó, además, que, la clave para conseguir empleo es comenzar a buscar ahora y ser estratégico en el proceso de solicitud. “El resumé no es un documento estático. Se tiene que atemperar a la descripción de los puestos y hay que utilizar las mismas palabras para que el resumé aparezca en la filtración que hacen los sistemas digitales. Además, la persona tiene que hacerse visible en el mercado y hacer uso de aplicaciones profesionales como LinkedIn y optimizar su perfil para que aparezca entre los primeros”, detalló el ejecutivo.

Además, el experto en recursos humanos comentó que la pandemia ha ocasionado un cambio en los requerimientos y habilidades que buscan las empresas, por lo que las personas que se adapten a las nuevas tendencias tendrán prioridad. “Han cambiado las estrategias de los negocios, por lo que ahora buscan gente a la vanguardia tecnológica. Personas que estén al tanto de las tendencias y que se auto eduquen para mantenerse relevantes”, indicó.

Por otro lado, la experta en recursos humanos de Retention Strategies, Sandra Román, enfatizó previamente a este rotativo que es bien importante que la persona evalúe cuáles son sus habilidades y experiencias para aumentar las posibilidades de conseguir un empleo en caso de que no haya nada relacionado a su campo de estudio.

“No pueden cerrarse a la posibilidad de empezar por otro lado que no esté necesariamente relacionado a su campo de estudio, porque a lo mejor tiene habilidades y experiencias que pueden ajustarse a otro puesto de trabajo. Las oportunidades están, se está reclutando, pero no pueden cerrarle la puerta a otro trabajo que no sea exactamente en lo que se graduó”, puntualizó Román.

Tags