Las acciones concluyeron el viernes una sólida semana en Wall Street con un repunte al final de la jornada después de que se disiparan los temores de que el presidente Donald Trump pudiera reavivar una costosa guerra comercial con China.

El índice S&P 500 subió 0,5%, recuperándose de un retroceso de 1%, después de que Trump esbozara diversas acciones en respuesta a una medida de China para aumentar su control sobre Hong Kong, pero se abstuvo de desconocer un acuerdo comercial concertado con Beijing en enero. El S&P terminó mayo con un avance de 4,5%, su segunda ganancia mensual consecutiva.

Las dos economías más grandes del mundo acordaron un acuerdo de Fase 1 después de más de un año de conversaciones y la imposición mutua de miles de millones de dólares en aranceles a las importaciones. Los temores de que el gobierno de Trump se retirara del acuerdo con la segunda mayor economía del mundo pesaron sobre el mercado gran parte de la jornada bursátil, hasta que el presidente hizo sus anuncios al mediodía.

"Mucho ruido y pocas nueces", dijo Sam Stoval, estratega en jefe de inversiones de la firma CRFA en referencia a las declaraciones de Trump. "La preocupación inmediata, es decir, la suspensión del acuerdo (comercial) de Fase 1, no terminó sobre la mesa, para tranquilidad de los inversionistas".

Las acciones de empresas de tecnología y de atención a la salud contribuyeron en gran medida a las ganancias del mercado. Esto ayudó a compensar las pérdidas en bancos, compañías industriales y otros sectores. Los rendimientos de los bonos bajaron y los precios del oro subieron, indicios de que los inversionistas se mantienen cautelosos. El petróleo se recuperó de un descenso inicial.

El S&P 500 subió 14,58 puntos, a 3.044,31, mientras que el índice Dow Jones descendió 17,53 unidades, el 0,1%, ubicándose en 25.383,11. El índice compuesto Nasdaq avanzó 120,88 enteros, el 1,3%, a 9.489,87.

El índice Russell 2000 bajó 6,64 puntos, el 0,5%, a 1.394,04.

El rendimiento del certificado del Tesoro a 10 años descendió a 0,65% desde 0,70% el jueves.

El petróleo de referencia estadounidense para entrega en julio subió 1,78 dólares a 35,49 dólares el barril. Por su parte, el crudo Brent para entrega en ese mismo mes avanzó 4 centavos, a 35,33 dólares el barril.