educacion 2

Con una inversión de $18 millones anuales, el Departamento de Educación (DE) logró frenar dramáticamente los escalamientos y actos de vandalismo al quedar instaladas cámaras y otros sistemas de seguridad en las 856 escuelas públicas del País.

Según estadísticas ofrecidas por la Policía, sumaron 84 escalamientos en 2019, 26 en 2020 y cinco entre el 1 de enero y el 7 de marzo de 2021.

César González, el encargado de seguridad en el DE, dijo a EL VOCERO que la agencia pagaba alrededor de $42 millones para mantener guardias de seguridad en las escuelas. Con el cambio que comenzó en 2018, el DE se ahorra $24 millones anuales y los números de incidentes demuestran lo efectivo de los sistemas, según González.

Se diseñó un plan y se cambiaron las estrategias. La empresa de seguridad Génesis obtuvo el contrato de instalación, monitoreo, mantenimiento y respuesta, servicios por los que se pagan $18 millones al año.

Esclarecen delitos con mayor rapidez

Las cámaras operan las 24 horas los siete días de la semana en los perímetros de las escuelas y han servido para que el Negociado de la Policía, mediante requerimiento de las fiscalías, obtenga grabaciones para esclarecer casos de delitos ocurridos cerca de los planteles.

Una vez las cámaras y alarmas detectan intrusos, se activan protocolos para informar al Negociado de la Policía, a los policías municipales y al personal de seguridad privada. Este año los casos han sido mínimos. Uno de ellos en San Sebastián y otro en Manatí, en los que fueron arrestados dos individuos que pretendían robar los focos solares instalados en las escuelas.

González señaló que en 2018 se comenzaron a instalar las cámaras en las 250 escuelas identificadas como las de mayor incidencia de actos de escalamiento y vandalismo. Para el pasado junio todos los planteles ya tenían instalados los sistemas de seguridad.

El contrato incluye una póliza que paga Génesis. La casa aseguradora paga en 30 días los daños o el equipo hurtado.

“Esos primeros meses de prueba se fueron modificando los sistemas de alerta. Se reforzaron con alumbrado” indicó González, al señalar que esto ha servido para lograr arrestos como los ocurridos el mes pasado en San Sebastián y Manatí.

Otros tres incidentes de daños a la propiedad del gobierno, como puertas, fueron detectados este año por los sistemas de cámaras. González informó que los sistemas alertaron de un intruso en una escuela que vandalizó un acondicionador de aire para llevarse el cobre.