La doctora Amaris Torres Delgado

La doctora Amaris Torres Delgado.

Aunque desde que estudiaba en el Colegio Nuestra Señora de Belén, en Guaynabo, la doctora Amaris Torres Delgado tenía el deseo de dedicarse a la industria farmacéutica, no fue hasta que inició estudios en Recinto Universitario de Mayagüez (RUM) de la Universidad de Puerto Rico (UPR) que descubrió su amor por la salsa.

Y la científica, quien obtuvo el grado doctoral en Bioquímica y Biología Molecular de Massachusetts Institute of Technology (MIT) en 2016, ha logrado combinar exitosamente sus dos grandes pasiones: la ciencia y el arte, como bailarina.

Actualmente, Torres Delgado se desempeña como científica de Desarrollo de Procesos para la empresa farmacéutica Amgen, en Boston, Massachusetts, ciudad donde también ha desarrollado un colectivo dedicado al género salsero.

“Cuando estudiaba en el Colegio Nuestra Señora de Belén, en Guaynabo, sentí la curiosidad de comenzar mi carrera en la industria farmacéutica. Comencé en 2005 a estudiar Biotecnología en el Colegio, y gracias a mis mentores pude lograrlo. Durante el bachillerato, hice investigaciones, pertenecí a los programas Marc y Sloan, también a organizaciones como la Society of Hispanic Professional Engineers (SHPE), la Asociación Estudiantil de Biotecnología Industrial (AEBI) y hasta hicimos presentaciones fuera de Puerto Rico. Durante uno de los veranos visité MIT, donde realicé trabajos académicos más avanzados, ya que mi interés siempre fue la Bioquímica”, expresó la doctora en un parte de prensa.

En la actualidad la colegial Amaris Torres Delgado se dedica con pasión al mundo científico, pero mientras cursaba sus estudios de bachillerato en Biotecnología en el Recinto Universitario de Mayagüez (RUM) de la Universidad de Puerto Rico comenzó a tomar clases de baile. Con el paso del tiempo combinó su faceta como investigadora de la empresa Amgen en Estados Unidos, con su entrega como bailarina de salsa.

Además de su carrera como científica, como bailarina de salsa ha formado un colectivo salsero que le ha servido para mantener vivas sus raíces puertorriqueñas.

Contó que “en Mayagüez fue que empecé a tener un poco de conocimiento, pues no me consideraba tan artística, ya que soy más deportiva. Inicié en Ballet Escenario, donde tomaba clases casualmente, pero no asistía de manera formal. Cuando me mudé a Boston para estudiar en MIT, descubrí este mundo que existe en el baile de la salsa fuera de Puerto Rico, en una ciudad donde reside una extensa comunidad latina. Entonces, en el laboratorio al que pertenecía, había una compañera puertorriqueña, que me motivó para que asistiera a varios eventos sociales”.

Desde ese entonces, se ha dedicado de lleno a ambos campos. A través del baile, planificaba una agenda semanal con eventos organizados por el colectivo Masacote Entertainment, con quienes se unió para perfeccionar sus pasos. Junto al grupo, ha realizado diversas presentaciones culturales, entre ellas un festival puertorriqueño.

Por su parte, el doctor Agustín Rullán Toro, rector del RUM, felicitó a Torres Delgado “por su labor en el campo de la farmacéutica, en el que representa la calidad de enseñanza recibida en nuestra institución, que, igualmente, le hizo brillar al obtener su doctorado en el prestigioso Massachusetts Institute of Technology. Por otro lado, me llena de regocijo ver su desarrollo en el arte, ya que ha demostrado que es posible fusionar ambas ramas de manera exitosa y que incluso se nutren una a la otra. Le deseo lo mejor siempre y que continué cosechando muchos triunfos”.