Escuelas estudiantes coronavirus
>Archivo/EL VOCERO

Aunque los contagios con covid-19 entre menores han aumentado en las últimas semanas, el secretario interino del Departamento de Educación, Eliezer Ramos Parés, entiende que no hay razones para hacer cambios en los protocolos de prevención que se han implementado en las escuelas.

Cifras del Departamento de Salud indican que ayer había 41 nuevas hospitalizaciones pediátricas por coronavirus, de las cuales una era en cuidado intensivo.

Mientras, el más reciente Informe semanal del Análisis de Transmisión Comunitaria del covid-19 para la toma de decisiones en las comunidades escolares indica que hay 41 municipios con transmisión comunitaria alta y recomienda que en todos ellos la educación de kínder a duodécimo grado sea completamente virtual. En los 22 municipios con nivel de transmisión sustancial se recomiendan pruebas de cernimiento a empleados.

Pero según argumentó Ramos Parés, en las primeras dos semanas de clases presenciales no se registró ningún brote de covid-19 en los planteles y cuando se han reportado contagios se han tomado las medidas preventivas, por lo cual la situación sigue bajo control.

“De alguna forma el tiempo que haya pasado nos demuestra que los protocolos sí funcionan. El éxito o no éxito de la apertura de una escuela va a depender de cada una de las comunidades escolares y que pueda asegurar que cumple con cada uno de estos protocolos”, declaró el titular de Educación en entrevista con EL VOCERO.

Datos provistos por el secretario apuntan a que hasta ayer 296 estudiantes habían dado positivo a alguna prueba de covid-19 desde que inició el año escolar, mientras que unos 100 empleados también han arrojado positivo.

“Esto nos llama a la reflexión… tenemos que ser celosos y vigilantes de nuestro comportamiento fuera de la escuela. Estamos hablando que se mantenga el uso de la mascarilla, que seamos celosos cuando estamos de fin de semana, que seamos juiciosos de dónde estamos, de evitar aglomeración de personas, de mantener las medidas de higiene, de que esos patrones de conducta no sean solo en la escuela”, afirmó Ramos Parés.

Afirman que atienden las quejas

Ante las numerosas quejas de que estudiantes no guardan los tres pies de distancia, especialmente a la hora del almuerzo, el funcionario indicó que en algunos casos se han tratado de situaciones que no eran ciertas.

“He tenido escuelas que nos han llegado quejas y al visitarlas, realmente, el temor y el pánico nos llevan a levantar bandera a veces sin la necesidad de haberla levantado, pero igualmente la atendemos. Y he tenido quejas de escuelas que han procedido y hemos tenido que intervenir… En todas las regiones hemos tenido una que otra que hemos tenido que hacer ajustes”, señaló, aunque no pudo establecer una cantidad de los planteles que requirieron cambios.

Ramos Parés defendió que a cada comunidad escolar se le dio la flexibilidad de ajustar los protocolos según sus particularidades de espacio, cantidad de personal y de estudiantes y así atender sus necesidades.

Asimismo, dijo que les toca a los alumnos adaptarse a la nueva realidad de regresar a las escuelas de forma presencial y eso implica que tienen que acostumbrarse a usar la mascarilla en todo momento y ser más rigurosos con el distanciamiento y el resto de las medidas preventivas.

Sin embargo, los maestros siguen preocupados por el manejo de la pandemia ya que en ocasiones no se ha requerido guardar cuarentena cuando se han detectado casos positivos a covid-19, y sienten que en la práctica se incumple con el distanciamiento necesario.

Joshua Muñoz Delgado, representante de la Federación de Maestros, apuntó que aún hay escuelas sin el equipo de mantenimiento para desinfectar adecuadamente y hay salones con aglomeración de estudiantes. Tampoco se está ofreciendo alternativas de educación a distancia.

“Se supone que las familias pueden escoger la educación virtual o por medio de módulos didácticos según la necesidad de las familias, pero la realidad, en la práctica, no hay los recursos para que eso se dé”, criticó.

Del mismo modo dijo que carecen de detalles en torno a las pruebas aleatorias para detectar casos de covid-19 que se deben estar llevando a cabo.

Datos de Salud apuntan a que hasta el pasado viernes 3 se habían realizado 38 visitas para pruebas, pero solo dos fueron a escuelas públicas, una en Maunabo y otra en Ponce. Las otras 36 fueron en escuelas privadas. Del total de pruebas realizadas, solo se detectaron nueve positivos a antígenos.

“Nos preocupa porque ni siquiera nos han dicho cuándo se harían esas pruebas”, afirmó Muñoz Delgado.