Comedores escolares

Desde el pasado año, los comedores del Departamento de Educación comenzaron a proveer alimentos para llevar a los estudiantes. >Josian E. Bruno Gomez / EL VOCERO

A cuatro semanas de que comiencen las clases en el sistema de enseñanza pública, la directora de la Autoridad Escolar de Alimentos, Francheska Reyes Benítez, asegura que los comedores escolares están preparados y que cuentan con el personal y los alimentos necesarios para servir a los estudiantes.

Sin embargo, Reyes Benítez confirmó que aguardan por la recomendación que hará el Departamento de Salud en el nuevo protocolo sanitario para las escuelas públicas y privadas y entonces determinarán cómo se van a estar ofreciendo los alimentos.

“Estamos preparados para recibir los estudiantes del Departamento de Educación. Tenemos los alimentos y el personal disponible. Estamos preparados para cuando los padres, cuyos estudiantes requieran alguna modificación a su dieta o alimentos, provean toda la documentación requerida, pues nosotros poder ofrecer esa modificación a la dieta”, expresó Reyes Benítez, en declaraciones a EL VOCERO.

Por el momento, se mantiene la modalidad de Grab and Go o Empaca y Lleva, para disminuir el riesgo de contagio con el covid-19. Explicó que bajo esta modalidad se sirve el menú completo, pero en un empaque “para llevar” para que el estudiante lo consuma en otro lugar. Para este año académico 2021-2022, Educación espera recibir 266,000 estudiantes.

“Se lo servimos en un empaque para llevar. Obviamente, la recomendación del Departamento de Salud —dentro de su protocolo— es lo que determina cómo vamos entonces a ofrecer los alimentos. Por ejemplo, para el verano educativo nosotros ofrecimos la modalidad ‘grab and go’ de tres formas diferentes”, sostuvo.

Explicó que el estudiante podía entrar al comedor escolar para consumir los alimentos, llevarse la comida preparada a su hogar o consumirlo en otro espacio de la escuela.

“Todo eso va a depender de cuál es la recomendación del Departamento de Salud en estos momentos”, recalcó Reyes Benítez.

“Pero es importante destacar que, por el momento, nos vamos a mantener ofreciendo los alimentos en un empaque para llevar para que —dependiendo de cuáles sean las recomendaciones— el estudiante pueda recibir de todas formas el servicio de alimentos”, sostuvo la directora de la Autoridad Escolar de Alimentos.

Desde mayo del 2020, según señaló, los comedores escolares han estado preparando alimentos para los niños y jóvenes de entre 1 a 18 años, cuyos encargados o padres pasaban por las escuelas a recogerlos. “Así que comedores escolares está en funcionamiento. No ha cesado de ofrecer sus servicios”, puntualizó Reyes Benítez.

La portavoz de prensa del Departamento de Salud, Lisdián Acevedo, adelantó a EL VOCERO que esta semana habrá una reunión del equipo de epidemiología de la agencia donde se estará discutiendo el protocolo escolar.

Ya se había adelantado a este medio que la agencia espera publicar el nuevo protocolo a finales de este mes, por lo que no está definido qué cambios se hará al protocolo que aplica a los comedores escolares tanto en las escuelas públicas como privadas.

En el protocolo actual, hay una sección sobre la modalidad de servicio cuando los alimentos se consumen en las escuelas. El documento establece que se debe considerar distribuir los alimentos para llevar y ofrecer asientos al aire libre en la medida que sea posible. Añade que al servir los alimentos en espacios cerrados, si el clima lo permite se deben abrir las puertas o ventanas para aumentar la ventilación.

Renuncias y jubilaciones

Reyes Benítez habló con EL VOCERO sobre las renuncias de empleados de comedores escolares por diversas razones, incluyendo la jubilación. Expuso que han tenido empleados que se han acogido al retiro, pero que es un procedimiento regular que ocurre todos los años.

“Según van cumpliendo los años para retirarse, así lo hacen. También ha habido —no han sido muchas o significativas— una que otra empleada que durante toda esta emergencia del covid-19 ha presentado su renuncia, ya sea porque se ha ido del país, porque no tienen cuido para sus hijos, entre otras razones”, sostuvo.

Reyes Benítez informó que hay 3,400 empleados activos en comedores escolares, cifra a la que se añaden 400 trabajadores de los almacenes y 400 del personal administrativo.

“En general, la plantilla de empleadas de comedores escolares ha estado ahí, ha estado presente, ha estado dando la milla extra, ha estado confeccionando alimentos y como todos sabemos —gracias a Dios— los servicios no se han visto afectados”, abundó.

Contagios covid-19

En cuanto a los contagios con el covid-19 entre los empleados, precisó: “Desde que comenzó la pandemia en marzo, en efecto ha habido empleadas positivas, pero dentro de nuestro protocolo, el protocolo que tiene el Departamento de Educación, se ha podido identificar oportunamente y gracias a Dios no hemos tenido ningún brote”, aseguró.