Manifestacion, Capitolio, Estudiantes, Abran las Escuelas, covid-19, Pandemia, Coronavirus

Padres y madres llevaron a sus hijos a la Casa de las Leyes para alzar la voz en protesta. 

Decenas de niños, padres y líderes de la organización Abran las Escuelas Ya, llegaron ayer hasta el Capitolio para exigirle al gobernador Pedro Pierluisi que reabran los planteles siguiendo los protocolos de salud y seguridad recomendados por las entidades salubristas para evitar la propagación del covid-19.

Como parte de la manifestación, los menores y sus padres colocaron libros, libretas y otros efectos escolares en las escalinatas de la Casa de las Leyes.

Se pudo observar un ambiente calmado y de compañerismo entre los estudiantes que se dieron cita a la actividad. Decenas de vehículos que transitaban tocaban bocina como muestra de apoyo.

De acuerdo con Beatriz García y Natalia Colón, miembros de la organización que efectuó la manifestación, es imperativo que el gobierno abra los portones de los planteles escolares y reinicie las clases presenciales para el beneficio educativo, físico y mental de los estudiantes.

Con esta manifestación —que denominaron Deja tu año escolar aquí— el grupo pide ser escuchado por el gobierno para que cambie su parecer y permita que los estudiantes regresen a las aulas.

“Queremos demostrar cómo los niños han sacrificado ya más de un año escolar y de forma virtual, que sabemos que no es de la mejor forma de educar a los niños. Los niños están solos, frente a la computadora y necesitan volver a las clases. Ese es el reclamo que nosotros hacemos” sostuvo García.

Por otra parte, Colón sostuvo que las clases virtuales no funcionan de la misma forma que las clases presenciales y que por tal razón el grupo tomó la decisión de convocar a los padres y estudiantes a manifestarse y llevar el mensaje exigiendo la reapertura escolar por el bien de los menores.

“Quisimos hacer una manifestación en la que le llevemos un mensaje contundente al gobierno de Puerto Rico de que sencillamente la educación a distancia no sustituye nunca a la educación presencial. La cantidad de estudios a nivel internacional, a nivel nacional, estudios científicos, psicólogos, la Asociación de Psicología Pediátrica claramente indican que el aprovechamiento escolar ha disminuido más de un 30% con la educación a distancia”, expresó Colón.

Para la organización, el gobierno ha tomado la decisión de suspender las clases presenciales sin tomar en consideración los protocolos recomendados en las guías de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) sobre cómo deben operar las escuelas en una crisis pandémica.

Según Colón, La Fortaleza no ha contestado las cartas que el grupo le ha enviado para que el gobierno tome en consideración la reapertura de la educación presencial.

Viacrucis virtual

Ana Luisa Torres Rivera relató a EL VOCERO que ha vivido un viacrucis con su hijo —quien es estudiante de educación especial— al no poder ofrecerle un ambiente de estudios adecuado.

Sostiene que las clases virtuales han afectado la capacidad educativa y social de su hijo de 19 años. Ante la situación que enfrenta, llegó hasta la manifestación para exigirle al Ejecutivo que reabra los planteles escolares.

“Me trae aquí (a la manifestación) mi hijo, que tiene 19 años y está en cuarto año. Él es de educación especial (salón recurso). Y pues lastimosamente él ha sentido —como todos los otros niños— el rezago y la necesidad de ese tú a tú de esa profesora, de ese salón recurso”, expresó la también enfermera de profesión.

Torres Rivera expresó que no se explica por qué las escuelas están cerradas cuando se ve aglomeración de personas en los centros comerciales, en las playas y otros lugares con alto riesgo de contagio.

Sostuvo que mientras estuvo en la escuela —donde labora como enfermera— se siguieron los protocolos salubristas de seguridad. Aseguró que nunca hubo un caso positivo a covid-19 mientras el plantel escolar en el que trabaja estuvo abierto.

“Abran las escuelas ya”

EL VOCERO conversó con algunos estudiantes y en su mayoría expresaron que se han sentido mal al no poder ver a sus compañeros y maestros. Los estudiantes le pidieron al gobernador que abra las escuelas, porque no les gustan las clases en computadoras.

Nicolás Villamil, quien cursa el quinto grado en la Academia San Ignacio, indicó que no ha aprendido lo suficiente tomando las clases de forma virtual.

Por su parte Jaime González, de seis años, declaró enfáticamente “que abran las escuelas ya y que nunca las vuelvan a cerrar”.