Fundación Ricky Martin

>EL VOCERO/Archivo

La Fundación Ricky Martin instaló el proyecto Salón abierto, para proveer educación a los niños del área sur, cuyas escuelas fueron afectadas por los sismos.

Este modelo educativo fue descrito como inclusivo, alegre, “sin paredes”, y diseñado por niveles. Comenzará a ofrecer servicios la próxima semana - del 24 al 28 de febrero-, en un área del parque Doris Vivaldi en el pueblo de Yauco.

La iniciativa es resultado de una labor conjunta con el municipio de Yauco, Departamento de Educación, Departamento de Recreación y Deportes, Instituto de Cultura Puertorriqueña (ICP), Instituto Nueva Escuela y SER de Puerto Rico.

“La Fundación Ricky Martin está comprometida con la protección y el bienestar de la niñez de Puerto Rico y el mundo. A través de este proyecto educativo proveemos un espacio seguro para que los niños y jóvenes del sur de nuestra Isla, puedan regresar a las aulas. Somos agentes facilitadores del acceso a uno de los derechos humanos más fundamentales: la educación. Los menores de edad deben sentirse seguros a la hora de aprender. Trabajamos día a día para que puedan desarrollarse en un entorno inclusivo de libertad, equidad y paz”, expresó Ricky Martin, presidente fundador de la organización.  

Salón abierto fue creado a partir del espacio natural que ocupa, utilizando múltiples carpas y áreas recreativas adaptadas para niños con problema de movilidad. Habrá baños y alimentación (desayuno y almuerzo) provista por la Autoridad Escolar de Alimentos.

El ofrecimiento de clases, por niveles, se regirá por una adaptación del método Montessori que ofrecerá un grupo de maestras del Instituto de Nueva Escuela. Se apoyará, además, a los maestros yaucanos que también han sido afectados física y emocionalmente por los sismos ocurridos entre diciembre de 2019 y enero de este año.

Se trabajó en coordinación con el secretario de Educación, Eligio Hernández, el secretario de Educación Especial, Eliezer Ramos y la secretaria auxiliar de Escuelas Montessori, Rosa Recondo, de modo que se acredite lo aprendido por los estudiantes.

SER de Puerto Rico se encargará de evaluar a los menores y proveerles los servicios terapéuticos, psicológicos y cualquier otro apoyo, según las necesidades individuales.

Las actividades recreo-deportivas, así como las clases de arte y baile, serán ofrecidas por los Departamentos de Recreación y Deportes y el Instituto de Cultura Puertorriqueña.

El modelo educativo Salón abierto tiene la posibilidad de integrarse a los esfuerzos que realizan otras organizaciones, de modo que se pueda dimensionar el alcance para el beneficio de los niños que actualmente viven una etapa de vulnerabilidad.