UPR

>Archivo/EL VOCERO

La Universidad de Puerto Rico (UPR) ha iniciado un plan para el desarrollo de su infraestructura física y administrativa a través de la modernización de sus facilidades y servicios.

“La Universidad de Puerto Rico ha enfrentado grandes retos y ha servido de motor de oportunidad para la creación de este plan de transformación que impacta proyectos nuevos, estratégicos y de rehabilitación después de los pasados huracanes, así como mantenimiento diferido, lo que representa el proyecto más grande de transformación y renovación de los espacios abiertos y estructuras en nuestros recintos y unidades en la historia reciente”, señaló Jennifer Lugo, Directora de la Oficina de Desarrollo Físico e Infraestructura de la UPR.

Según el presidente de la UPR, Jorge Haddock, el plan de transformación está concebido para culminarse en el periodo entre 2020 y 2025 y consta de una inversión de unos $288.6 millones.

“En estos momentos tenemos 141 proyectos aprobados, de los cuales 29 son financiados con fondos de FEMA… Esto representa un aumento de 400 por ciento, en términos de la inversión, y 40 por ciento de aumento en el número de proyectos”, explicó Haddock.

La vicepresidencia de Recursos Externos, creada bajo la presidencia de Haddock, tiene el propósito de “agilizar” el trámite de los recursos externos y allegar nuevos fondos a la universidad. De acuerdo con Carmen Bachier, vicepresidenta de Recursos Externos, esta dependencia sirve de apoyo a la transformación de la infraestructura de la UPR en dos renglones particulares: los fondos FEMA y los fondos obtenidos mediante subvenciones de agencias federales. Bachier enfatizó en el aumento de 14 por ciento en fondos subvencionados que ha tenido la universidad desde 2018.

“Con su plan de infraestructura, la UPR está impactando de manera simultánea a todas las unidades y recintos. Las inversiones responden a esos proyectos de prioridad, proyectos estratégicos y proyectos de aquellas unidades que fueron más afectadas por los huracanes, como lo son Humacao y Bayamón, aparte de los recintos principales”, señaló Bachier.