UPR

>Archivo/EL VOCERO

La Universidad de Puerto Rico (UPR) ha iniciado un plan para el desarrollo de infraestructura física y administrativa a través de la modernización de sus instalaciones y servicios, el cual deberá completarse para 2025. La inversión es de $288.6 millones.

“La Universidad de Puerto Rico ha enfrentado grandes retos y ha servido de motor de oportunidad para la creación de este plan de transformación que impacta proyectos nuevos, estratégicos y de rehabilitación después de los pasados huracanes, así como mantenimiento diferido, lo que representa el proyecto más grande de transformación y renovación de los espacios abiertos y estructuras en nuestros recintos y unidades en la historia reciente”, señaló Jennifer Lugo, directora de la Oficina de Desarrollo Físico e Infraestructura de la UPR.

Según el presidente de la UPR, Jorge Haddock, el plan de transformación fue concebido para realizarse entre 2020 y 2025.

“En estos momentos tenemos 141 proyectos aprobados, de los cuales 29 son financiados con fondos de FEMA (Agencia Federal para Manejo de Emergencias). Esto representa un aumento de 400% en términos de la inversión, y 40% de aumento en el número de proyectos”, explicó Haddock.

De acuerdo con Lugo, quien es arquitecta, el desarrollo de los proyectos incluidos en el plan fortalecerá la credibilidad de la institución universitaria.

La Vicepresidencia de Recursos Externos, creada bajo la presidencia de Haddock, tiene el propósito de “agilizar” el trámite de los recursos externos y allegar nuevos fondos a la universidad. De acuerdo con Carmen Bachier, vicepresidenta de esa dependencia, esta sirve de apoyo a la transformación de la infraestructura de la UPR en dos renglones particulares: los fondos FEMA y los fondos obtenidos mediante subvenciones de agencias federales.

Bachier enfatizó el aumento de 14% en fondos subvencionados que ha tenido la universidad desde 2018.

“Con su plan de infraestructura, la UPR está impactando de manera simultánea a todas las unidades y recintos. Las inversiones responden a esos proyectos de prioridad, proyectos estratégicos y proyectos de aquellas unidades que fueron más afectadas por los huracanes (de 2017) —como lo son Humacao y Bayamón—, aparte de los recintos principales”, señaló Bachier.

Desglose de proyectos

Específicamente, los recintos y unidades con mayor inversión económica en el plan de transformación de la UPR son Mayagüez (13 proyectos con $60.3 millones), Humacao (10 proyectos con $60.9 millones), la Administración Central (nueve proyectos con $48 millones), Río Piedras (15 proyectos con $37.6 millones), Bayamón (ocho proyectos con $29.1 millones) y Ciencias Médicas (17 proyectos con $19.3 millones).

De acuerdo con Lugo, la UPR posee más de 800 edificios, de los cuales 150 son considerados históricos. Como parte del plan de transformación se incluyó como meta aumentar la “visibilidad del baluarte arquitectónico” de la universidad a través de la conservación y modernización de las estructuras.

Haddock informó que incluido en el inventario de propiedades de la UPR se encuentran 25 estructuras obtenidas por vía de herencia de caudal relicto —bienes intestados o herencias sin herederos— que la propia ley de la Universidad de Puerto Rico provee que sean cedidas a la institución. Ante el significativamente bajo número de ese tipo de propiedades, considerando los 117 años de existencia de la UPR, el presidente señaló que “varias de las propiedades han sido vendidas y otras no fueron aceptadas”.

En uno de los canales del portal de internet de la UPR se detalla el inventario de estas propiedades, sobre las cuales la administración universitaria recibe propuestas de venta, arrendamiento o alianzas para su desarrollo o disposición. Haddock no informó el valor total de esos activos.

Fundada en 1903, la UPR cuenta hoy día con 50,000 estudiantes matriculados a través de sus 11 recintos y dispone de una asignación de $500 millones del Fondo General del gobierno de Puerto Rico, además de asignaciones adicionales provenientes de la industria de juegos de azar.

De acuerdo con Haddock, el plan fiscal presentado por la administración universitaria a la Junta de Control Fiscal provee para el pago de $48 millones para el servicio a la deuda de la UPR, la cual, hasta diciembre de 2020, ascendía a $395 millones.