AMPR

Víctor Bonilla, presidente de la Asociación de Maestros.

El presidente de la Asociación de Maestros de Puerto Rico (AMPR), Víctor M. Bonilla Sánchez, afirmó hoy que no le sorprendió la baja asistencia de los estudiantes a las escuelas públicas, pues a su juicio la mayoría de los planteles escolares no están aptos para recibir ni maestros ni alumnos.

“Tuvimos la oportunidad de visitar varios planteles a nivel de la región de Caguas, Bayamón y Humacao y pudimos ver que permea una incertidumbre, una inseguridad, tanto en los maestros como en los padres y ese es el reflejo del resultado de la poca asistencia ayer (miércoles) en el reinicio de las clases”, dijo Bonilla Sánchez, en conferencia de prensa.

El líder magisterial atribuyó la poca asistencia de estudiantes, así como la inestabilidad y preocupación entre los maestros al hecho de que se realizara una reapertura de escuelas a la carrera. Añadió que el gobierno debió sentarse a la mesa con la organización y enfocarse en reabrir las escuelas en agosto.

“Fueron 38 escuelas de 95 con una asistencia de 732 estudiantes. Pudimos ver en las visitas que hay salones con poca ventilación y eso les preocupa grandemente a los maestros y más cuando tienen una matrícula de educación especial donde tenemos estudiantes que deben tener una movilización por su condición”, sostuvo.

Los números provistos por Bonilla Sánchez son distintos a los que proveyó Educación en la tarde del miércoles. Según la agencia, 2,643 estudiantes asistieron a sus escuelas durante el primer día de la reanudación de las clases presenciales. De manera presencial, se reportaron 1,714 maestros entre las 96 escuelas que abrieron para recibir estudiantes.

Sin embargo, Bonilla Sánchez brindó un resumen por región educativa, comenzando con Arecibo donde abrieron cuatro escuelas y asistieron 56 estudiantes. En el caso de la región de Bayamón, abrieron cuatro escuelas y asistieron 58 estudiantes; en la región de Caguas abrieron cinco escuelas y asistieron 141 estudiantes; y en la región de Humacao abrieron diez escuelas y asistieron 177 estudiantes.

De igual manera, en la región de Mayagüez abrieron seis escuelas y asistieron 72 estudiantes; en la región de Ponce abrieron dos escuelas y asistieron 75 estudiantes; y en la región de San Juan abrieron seis escuelas y asistieron 182 estudiantes, según el informe preliminar interno de la AMPR.

Por su parte, la secretaria general de la Local Sindical, Grichelle Toledo Correa, hizo un llamado a la designada secretaria de Educación, Elba Aponte Santos, para que algunos directores cesen y desistan de convocar a maestros de forma presencial en escuelas que no están en la lista de reapertura.

“Los únicos miembros de la unidad apropiada magisterial que tienen que ser citados a trabajar son aquellos maestros de K-3, Salón de Educación Especial a Tiempo Completo y Duodécimo Grado de las escuelas que figuran en las listas de reapertura y que tienen una certificación preliminar del Departamento de Salud (DS). Citar a maestros que su escuela no esta en la lista es una acción arbitraria y caprichosa, ademas de que coloca en riesgo la salud y seguridad de esos maestros”, mencionó Toledo Correa.

Asimismo, sostuvo que el inicio escolar de forma presencial debió comenzar en agosto para evitar exponer a la comunidad escolar y reducir la ansiedad de todos. “Nos reiteramos que estamos disponibles para colaborar con miras a lograr un proceso seguro, salubre y estructurado para todas las comunidades escolares y solicitamos una reunión para constituir una mesa de trabajo de cara al próximo semestre escolar”, aseveró.

Maestros por licencia

De otro lado, Toledo Correa reveló los datos de cuántos maestros han solicitado licencias con o sin sueldo. “(Hay) 99 que han solicitado teletrabajo y 180 que nos informaron que, de ser convocados a trabajar presencialmente, ellos estarían solicitando alguna licencia”, subrayó.

Las causas para que algunos maestros vislumbren acogerse a alguna licencia o solicitar el teletrabajo son: porque no tienen cuido para sus hijos o tienen condiciones crónicas. “Ellos han expresado que no es que no quieran trabajar, sino que necesitan la opción de un teletrabajo, de seguir virtual, seguir impartiendo mis clases, porque tengo una responsabilidad con mis hijos menores”, indicó.

Reacción de Educación

Sin embargo, Aponte Santos dijo el miércoles a EL VOCERO que “le dimos autorización a los directores escolares que, siempre y cuando garanticen la continuidad de los servicios, estuvieran convocando a la parte de los educadores para también ir haciendo la fase de apertura de los salones e ir haciendo los preparativos porque nosotros tenemos que movernos a que todas las escuelas se vayan certificando y así, pues hemos autorizado que los directores pudieran decidir a qué maestros van a estar convocando”.