2-2.jpg

En su primer año de suscrito, el acuerdo entre el Recinto Universitario de Mayagüez (RUM) de la Universidad de Puerto Rico (UPR) y Laboratorios Nacionales Sandia, fue reconocido por el Federal Laboratory Consortium for Technology Transfer con el premio 2020 FLC Mid Continent Region, en el área de seguridad y energía sustentable.

Este es solo uno de los más recientes logros que obtienen en conjunto, ya que en diciembre de 2019 firmaron oficialmente un pacto de investigación y desarrollo, conocido como Crada (Cooperative Research and Development Agreement).

Sandia, uno de los laboratorios de vanguardia del Departamento de Energía (DE) de Estados Unidos y el recinto mayagüezano de la UPR persiguen el objetivo de reforzar la resiliencia energética, con el potencial de llevar electricidad más confiable a comunidades remotas, así como la reciente tecnología de redes eléctricas a las zonas rurales de Puerto Rico, y otras regiones tropicales del mundo.

En reconocimiento a la iniciativa, el Federal Laboratory Consortium, adscrito al DE y el Congreso de Estados Unidos, con una red de más de 300 laboratorios nacionales, agencias, y centros investigativos, concedió el premio que está clasificado como uno de los más altos honores que reciben estas entidades especializadas por sus contribuciones sobresalientes en la transferencia de tecnología.

“Es la primera vez que cualquier institución en Puerto Rico logra tal distinción, que es un honor. Incluso para Sandia National Laboratories no solamente representa ganar un premio, sino también validar la razón por la cual nuestra Universidad es un socio ideal para ellos. Y la mayoría de las aliadas a los laboratorios nacionales son universidades con programas doctorales de muchísimos años, como Stanford y Berkeley”, señaló el doctor Eduardo Ortiz Rivera, uno de los líderes del acuerdo.

El Crada entre el RUM y Sandia se titula Safe and Secure Energy and Environment for Resiliency and Reliability. A la gesta también pertenece el doctor Efraín O’Neill Carrillo, catedrático del Departamento de Ingeniería Eléctrica y de Computadoras (INEL), quien estuvo destacado como investigador en el laboratorio ubicado en Albuquerque, Nuevo México.

“Uno de los aspectos positivos de estas colaboraciones es que nos han servido para que otros laboratorios nacionales estén mirando a la UPR en Mayagüez como una verdadera opción para formar alianzas en investigación relacionadas con estos temas de energía. Otras entidades están interesadas en conocer sobre nuestro programa en sistemas de potencia, de electrónica de potencias y energías renovables para auscultar posibles acuerdos”, resaltó Ortiz Rivera.